Yemen: convertir las discapacidades en oportunidades

17 diciembre 2014
Yemen: convertir las discapacidades en oportunidades
Un hombre con una pierna amputada es atendido por técnicos que toman un molde en el centro ortopédico en Taiz, Yemen. CC BY-NC-ND / ICRC / S. Ammane

En Yemen, donde el Día de las Personas con Discapacidades se celebra el 13 de diciembre, los festejos transcurren en silencio, incluso pasan inadvertidos. Sin embargo, el todo el país, hay motivos para celebrar.

"Yemen es uno de los países más avanzados por lo que respecta al desarrollo de mecanismos de inclusión social de las personas con discapacidades", dijo William Sleiman, que dirige el programa de rehabilitación física del CICR en Saná. "Si no fuera por las dificultades económicas y de seguridad que afrontan los yemeníes, la aplicación de esos planes habría colocado a Yemen en una posición muy alta de la lista de países que luchan por mejorar la situación social de las personas con discapacidades."

El 15 de diciembre, el CICR firmó un acuerdo con el Instituto Superior de Ciencias de la Salud de Saná a fin de establecer un programa de formación en prótesis y órtesis con el objetivo de contar con un flujo sostenido de personal técnicamente calificado. "Esto no solo complementará nuestros programas de rehabilitación física en Saná, Mukalla, Aden, Taiz y Saada, sino que también permitirá que Yemen retenga a sus profesionales capacitados a fin de atender mejor a quienes más necesitan de sus competencias en poblados, ciudades y gobernaciones", dijo el señor Sleiman.

Ayuda para las personas que atraviesan graves dificultades

Entre octubre y diciembre, el CICR proporcionó raciones de alimentos suficientes para un mes, mantas, lonas impermeables, utensilios de cocina, artículos de higiene y colchonetas para dormir para más de 10.000 personas en los distritos de Al Hazm y Al Ghail, en la gobernación de Al Jawf. Además, prestó ayuda a más de 12.000 personas en los distritos de Al Baten y Al Majzar, en la gobernación de Al Maareb. En el distrito Al Qutn de Hadramaut, más de 4.000 personas desplazadas recibieron ayuda suficiente para más de dos meses.

A fin de ayudar a las personas afectadas por el conflicto o por otras situaciones de violencia a reconstruir su vida y autoabastecerse, el CICR distribuyó 308 toneladas métricas de semillas de patatas y 71 toneladas de fertilizantes para unos 500 campesinos en Abyán.

En Saada, norte del país, 167 campesinos necesitados que estaban trabajando para mejorar sus granjas y limpiar los pozos recibieron préstamos en efectivo para satisfacer sus necesidades básicas inmediatas.

Asistencia a hospitales y centros de rehabilitación física

Para ayudar a las instalaciones médicas a satisfacer las necesidades que podrían surgir a raíz de los enfrentamientos, el CICR impartió cursos sobre procedimientos de emergencia para un total de 60 miembros del personal de la sala de urgencias de los hospitales Seyun y Al Qatari, en Hadramaut, y del hospital Al Jamhuri, en Aden. En los cursos se abordaron cuestiones administrativas, como la adecuación de una sala de urgencias para atender a grandes números de heridos, y aptitudes médicas, como soporte vital básico y clasificación de pacientes. El personal de salud del CICR también ofreció formación en primeros auxilios a 62 portadores de armas en diferentes partes del país.

Además de dar apoyo médico a los hospitales, el CICR modernizó el piso de 12 partes del hospital Awmarra, en la gobernación de Saná. También renovó centros de asistencia de salud en Mataher y Bani Oweir, en el distrito de Sahar, y en el distrito de Majz de Saada, que en total atienden unos 51.150 pacientes.

Suministro de agua potable y saneamiento

Entre octubre y diciembre, en cooperación con las autoridades yemeníes y comunidades locales, el CICR finalizó la renovación de la red de suministro de agua en Bani Oweir, gobernación de Saada, y en Harf Sufyan, gobernación de Amrán, que abastecen a un total de 11.000 personas.

La Institución también finalizó la instalación de bombas de agua en las estaciones de bombeo de Al Magzara y Al Thalia, en Aden, que abastecen a cerca de 112.000 personas. Además, concluyó las obras de reparación de cuatro estaciones de bombeo para el sistema de desagüe de Jormakser, en Aden. Por otro lado, la red de suministro de agua en el distrito de Al Ahwar, en Abyán, que abastece a cerca de 22.000 personas, fue reparada y puesta en funcionamiento.

Visitas a detenidos y restablecimiento del contacto entre familiares

En los últimos tres meses, el CICR realizó visitas en tres lugares de detención, donde verificó el trato que se brindaba a unos 700 detenidos, así como sus condiciones de vida. El personal del CICR también trabajó para mejorar el acceso al agua del pabellón de mujeres de la cárcel central de Ibb y renovó el sistema de desagüe de la cárcel central de Saada.

Durante el mismo periodo, el CICR distribuyó 329 mensajes de Cruz Roja a migrantes y refugiados que habían perdido el contacto con sus familiares en el Cuerno de África. Además, recogió 748 mensajes de personas que se encontraban en Yemen para entregarlos a sus familiares en el exterior. El CICR también emitió 75 documentos de viaje para refugiados somalíes y etíopes que se reasentarán en campamentos de asilo transitorios en Rumania y Eslovaquia.

El CICR facilitó la realización de 55 llamadas telefónicas y videoconferencias entre personas que se encontraban en Yemen y sus parientes detenidos en Guantánamo.

Promoción del respeto del derecho internacional humanitario

Una parte fundamental de la labor del CICR consiste en recordar a las partes en conflicto la obligación que tienen de proteger a los civiles. La Institución también se esfuerza por promover y fortalecer el conocimiento del derecho internacional humanitario mediante la organización de presentaciones y capacitaciones para las fuerzas militares y policiales, así como para otros portadores de armas. En consecuencia, se organizaron recientemente sesiones informativas sobre el derecho internacional humanitario y otras normas internacionales de aplicación de la ley en tiempo de paz y en tiempo de guerra, dirigidas a 34 miembros de las "Operaciones militares para el Consejo Militar y de Seguridad del Sur en Aden", y a unos 60 oficiales de la Cuarta Región Militar en Aden.

Cooperación con la Media Luna Roja de Yemen

El CICR y la filial local de la Media Luna Roja de Yemen prestaron asistencia médica al principal hospital de la zona de Sayun.

El CICR también impartió formación para más de 50 voluntarios de Sayun, Maareb y Al Jawf sobre evaluación rápida de las necesidades de ayuda humanitaria durante las emergencias y sobre gestión de cadáveres.

Para más información:
Adnan Hizam, CICR, Saná, tel.: + 967 73 372 1659
Dibeh Fakhr, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 23 o +41 79 447 37 26

Un hombre aprende a caminar con su pierna ortopédica en un centro apoyado por el CICR en Taiz, sur de Yemen. © CC BY-NC-ND / E.

Un hombre aprende a caminar con su pierna ortopédica en un centro apoyado por el CICR en Taiz, sur de Yemen. © CC BY-NC-ND / E.

Saná. Un niño discapacitado, ganador de varias medallas en un evento deportivo, con personal del CICR.  © CC BY-NC-ND / A.Hizam

Saná. Un niño discapacitado, ganador de varias medallas en un evento deportivo, con personal del CICR. © CC BY-NC-ND / A.Hizam

Lahj, sudoeste de Yemen.  © CC BY-NC-ND / ICRC / S. Ammane

Lahj, sudoeste de Yemen. © CC BY-NC-ND / ICRC / S. Ammane

Acuerdo de cooperación con el Instituto Superior de Ciencias de la Salud en Saná.  © Cortesía del ISCS

Acuerdo de cooperación con el Instituto Superior de Ciencias de la Salud en Saná. © Cortesía del ISCS