Reino Unido: amigo, enemigo, extraño - la historia del soldado Percy Buck

30-09-2013 Reportaje

Un día de julio de 1917, el regimiento de Hertfordshire del ejército británico perdió 450 hombres durante un ataque contra las fuerzas alemanas en Bélgica. Una de las víctimas fue Percy Buck, un soldado de 26 años, oriundo de Hitchin, un pequeño pueblo de Hertfordshire.

El soldado Percy Buck, oriundo de Hitchin, murió durante la tercera batalla de Ypres en 1917.  

El soldado Percy Buck, oriundo de Hitchin, murió durante la tercera batalla de Ypres en 1917.
© Dan Hill

Un soldado alemán encontró a Percy, que agonizaba en el campo de batalla. Tenía en sus manos una fotografía de su esposa y su hijo. El soldado se compadeció del moribundo, rescató la fotografía y la utilizó para comunicar la muerte de Percy a su familia, a través de la Cruz Roja. El historiador Dan Hill, del proyecto “Herts at War”, recientemente dio a conocer un artículo publicado en un periódico de la época, en el que se narraba cómo retornó esa fotografía a la familia.

El soldado Buck había escrito su nombre y su dirección en el reverso de la fotografía. El soldado alemán no identificado la envió al CICR en Ginebra, junto con una carta escrita por él. El CICR tradujo la carta y la envió a la familia de Percy en Hitchin. En la carta, el soldado alemán anónimo se refería a Percy como “el camarada agonizante”.

Según el informe, Percy murió cerca del pueblo de St. Julien, durante la tercera batalla de Ypres. Los restos de muchos de los soldados que murieron nunca fueron identificados.

Un poco de humanidad en medio de la devastación

 


© Dan Hill

Para la familia de Percy, que regularmente leía propaganda de tiempos de guerra donde se demonizaba al enemigo, recibir un gesto de tanta consideración debió causarles una gran conmoción. “En esos casos, lo último que uno espera es una carta del soldado que podría haber sido el mismo que le disparó”, dijo Dan Hill. “Ese acto pone de manifiesto que la guerra subvierte completamente la normalidad”.

Durante la Primera Guerra Mundial, en cumplimiento del mandato que había recibido de la IV Conferencia Internacional de Sociedades de la Cruz Roja, celebrada en 1887, el CICR creó la Agencia Internacional de Prisioneros de Guerra, responsable de reunir información sobre los soldados capturados y hacerla llegar a sus familias. Esto significó que las diferentes áreas del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja estuvieran en condiciones de ayudar a que la foto del hombre agonizante regresara a la familia del soldado Buck.  Actualmente, el programa de Restablecimiento del Contacto entre Familiares aún continúa con esta tarea: ayuda a reunir a familiares que fueron separados por un conflicto armado y transmite mensajes de Cruz Roja entre familiares.

Un colaborador de la Agencia Internacional Prisioneros de Guerra 

Ginebra, Suiza
Un colaborador de la Agencia Internacional Prisioneros de Guerra.
© CICR / Boinssonnas / V-P-HIST-00569-24

 

Más tarde, en 1917, el CICR recibió el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en tiempo de guerra. Fue el único Premio Nobel de la Paz otorgado en el período de 1914 a 1918 y el segundo recibido por el CICR, luego de que en 1901 se otorgara a Henry Dunant, fundador del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el primero de todos los Premios Nobel de la Paz.

Herts at War es un proyecto de historia comunitaria que intenta descubrir y dar a conocer las historias que datan de la Primera Guerra Mundial de los habitantes de Hertfordshire, recomponiendo las historias de los civiles que permanecieron en sus hogares y las de soldados como Percy Buck, que fue a la guerra y ya no regresó.