Página archivada:puede contener información desactualizada

Sudán/Chad: el CICR reduce sus actividades en el terreno, mientras sus colaboradores siguen secuestrados

18-11-2009 Entrevista

El CICR sigue presionando a quienes tomaron como rehenes a sus dos colaboradores Gauthier Lefèvre y Laurent Maurice para que los liberen en forma incondicional. Lefèvre fue secuestrado en el oeste de Darfur, Sudán, el 22 de octubre; Maurice, en el este de Chad, el 9 de noviembre. El CICR ha reducido temporariamente sus actividades en el terreno en Darfur y en el este de Chad. El jefe de Operaciones del CICR para África oriental, Daniel Duvillard, explica la situación.

 

 
   
Daniel Duvillard, jefe de las Operaciones del CICR para África oriental 
     

  ¿Cuál es la última información que tienen sobre Gauthier y Laurent?  

Seguimos manteniendo contactos telefónicos en forma regular con los secuestradores de ambos colaboradores y con las autoridades locales y nacionales. Queremos que Gauthier, Laurent y sus respectivos familiares sepan que estamos haciendo todo lo posible para lograr que los liberen rápidamente. No daremos más detalles sobre nuestras gestiones, para evitar comprometer los esfuerzos por resolver estas crisis.

     

  ¿El CICR está reduciendo sus actividades en el terreno en Sudán y Chad?  

Sí. Inmediatamente después de los secuestros, suspendimos todos los movimientos en el terreno en el oeste de Darfur y en el este de Chad, hasta tanto tengamos alguna novedad. Mientras continúe la crisis, interrumpiremos nuestras actividades en toda la región de Darfur y adaptaremos nuestra presencia en el terreno, en esa región y en el este de Chad, según cómo evolucione la situación.

  ¿Qué significa esa reducción para las personas que se encuentran en las zonas afectadas por los conflictos y que necesitan ayuda?  

Estamos esforzándonos por que se sigan prestando los servicios esenciales a las personas necesitados. Me refiero a los servicios que no presta nadie más, como en el campamento para personas desplazadas en Gereida, el sur de Darfur y los servicios vitales, como el de cirugía d e emergencia en el hospital de Abéché, en el este de Chad. Continuamos entregando material de apoyo para las instalaciones locales, como los centros de atención primaria de la salud, y para las actividades de nuestros socios locales en esas regiones, la Media Luna Roja Sudanesa y la Cruz Roja de Chad.

Antes de los secuestros, el CICR estuvo trabajando en zonas rurales y remotas de Darfur y del este de Chad, donde muy pocas organizaciones están presentes. Nos estábamos ocupando de dar acceso al agua potable y de ayudar a la población a autoabastecerse a través de actividades agrícolas y de la cría de animales. Al reducir nuestras actividades en el terreno, se reducen también los servicios que prestamos a esas personas. Lamentamos mucho esa situación y estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para lograr la liberación inmediata e incondicional de nuestros colaboradores, de modo tal que podamos reanudar esas actividades lo más pronto posible.

Por último, deseamos señalar que esta reducción de actividades no afecta nuestro trabajo en otras partes de Chad y Sudán.



Secciones relacionadas