Página archivada:puede contener información desactualizada

El presidente del CICR inicia una gira por los Balcanes

02-04-2001 Comunicado de prensa 01/11

Ginebra (CICR) - El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), señor Jakob Kellenberger, comienza hoy, 2 de abril de 2001, una gira por los Balcanes que aprovechará para movilizar los esfuerzos necesarios para averiguar la suerte que han corrido las personas dadas por desaparecidas y entrevistarse con las familias afectadas por este drama. Asimismo, abordará otras cuestiones humanitarias relacionadas con guerras anteriores, como son las necesidades de los desplazados y el peligro inherente a las minas. El presidente Kellenberger tratará también de las consecuencias de índole humanitaria de los conflictos actuales en el sur de Serbia y en la ex República Yugoslava de Macedonia. Estará en Zagreb el lunes 2 de abril, y del 3 al 7 de abril, viajará a Sarajevo, Belgrado, Prístina y Skopje, lugares donde se entrevistará con autoridades gubernamentales de alto rango y representantes de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la comunidad internacional.

Transcurridos casi diez años desde que comenzaran los conflictos armados en ex Yugoslavia, todavía queda por esclarecer la suerte que han corrido más de 24.000 personas desaparecidas, hecho generador de largos sufrimientos para los familiares y un obstáculo para el retorno de la paz y la estabilidad en la zona. Más de un millon de personas desplazadas viven lejos de su hogar en condiciones a menudo difíciles. Por otra parte, las minas y otras municiones sembradas durante los combates siguen matando a los civiles. A este respecto, el señor Kellenberger desea reiterar el compromiso humanitario del CICR, cuyas obligaciones cumple con la colaboración del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y alentar a la comunidad internacional para qu e siga prestando su apoyo.

En las zonas en conflicto en el sur de Serbia y en la ex República Yugoslava de Macedonia, el CICR protege y presta asistencia a la población local y a los desplazados coordinando la acción del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

El CICR, que trabaja en la zona desde 1989, despliega sus actividades a través de una red de 26 delegaciones y oficinas locales, con más de 100 empleados expatriados y otros 900 contratados in situ . Su presupuesto para 2001 se eleva a casi 100 millones de francos suizos.