Página archivada:puede contener información desactualizada

Eritrea: agricultores afectados por la sequía reciben semillas de cereal

23-04-2003 Comunicado de prensa 03/42

Actualmente, una grave sequía afecta a varios países en el Cuerno de África. En Eritrea, el CICR ha comenzado a distribuir semillas de cereal a las familias que fueron desplazadas durante la guerra fronteriza con Etiopía (1998-2000). Los últimos dos años, estas familias han ido regresando a sus poblados de origen, pero la escasez de lluvias ha dificultado con creces el nuevo comienzo de sus actividades y sus cosechas han sido desastrosas.

El programa de asistencia del CICR beneficia especialmente a los poblados en las regiones de Debub, situada a unos 80 kilómetros al sureste de la capital, Asmara, y Gash Barka, ubicada a 120 kilómetros al oeste de Asmara. Esta región forma un cinturón de tierras a lo largo de la frontera con Etiopía, donde tuvieron lugar los más encarnizados combates durante la guerra. El 17 de abril, se distribuyeron 21 toneladas de semillas de maíz a 1.400 familias en los poblados de la región de Senafe (Debub). La próxima semana, 2.800 familias en los poblados situados en Mai Mine y Adi Quala (Debub) recibirán 30 toneladas de semillas de mijo africano. En todos estos poblados, está próxima la estación de la siembra. 

En total, a mediados de junio, se habrán proporcionado 450 toneladas de semillas de cereal a unas 30.000 familias (120.000 personas), a fin de que los agricultores afectados por la sequía siembren su cosecha y de que nuevamente obtengan su sustento sin ayuda. A fin colmar la actual falta de alimentos, el CICR también proporciona a cada miembro de las familias una ración alimentaria para un mes, que consiste en trigo, arvejitas secas partidas, aceite, azúcar y sal.

Según con agrónomos del CICR, en 2002 la sequía fue grave en la mayor parte del país, y la cosecha de cereales fue la más escasa que se haya registrado en 10 años. El Gobierno eritreo estima que, en 2003, unos 2,3 millones de habitantes (65% de la población) necesitarán asistencia alimentaria. El CICR, cuyo programa de distribución de semillas se trazó en estrecha cooperación con el Ministerio de Agricultura eritreo, atiende a las necesidades de las personas afectadas por el conflicto. Los beneficiarios, los agricultores más vulnerables que habían sido desplazados, fueron seleccionados durante una evaluación del CICR efectuada de enero a marzo de 2003.

  Para más información: Marçal Izard, CICR, Asmara, tel.: ++2911 181 164  



Secciones relacionadas