Página archivada:puede contener información desactualizada

Chad oriental: el CICR abastece de agua potable a 130.000 personas

07-06-2005 Comunicado de prensa 05/45

El CICR acaba de terminar gran parte de las obras de refacción de las redes de abastecimiento de agua de las cuatro ciudades de Adré, Tiné, Iriba y Abeché, que están ubicadas en una región de Chad muy afectada a causa de la presencia de miles de refugiados sudaneses.

Ahora, más de 130.000 personas disponen de agua potable en esas aglomeraciones urbanas.

Antes de que se efectuaran las obras, los habitantes solían tener que recorrer largos y extenuantes trayectos para recoger agua. " Hoy, sólo hay que abrir uno de los grifos instalados en la ciudad para llenar los baldes y recipientes " , dice una joven madre de cuatro hijos. " Es un gran alivio, nos facilita los quehaceres diarios " .

Sólo en la ciudad de Adré, en la frontera entre Chad y Sudán, la población local de 20.000 habitantes puede ahora disponer de 300 a 500 metros cúbicos de agua diarios. Las bombas de agua y los generadores de la estación de bombeo se han reparado o reemplazado y se han refaccionado el conducto entre el pozo aforado y el aljibe, así como una decena de fuentes de distribución de agua.

En la ciudad de Tiné, cuya población es también de 20.000 habitantes, que está ubicada más al norte en la frontera, se efectuaron obras similares. Aunque las últimas pruebas de bombeo de esta semana demostraron que la red de abastecimiento de agua era nuevamente operativa, el equipo del CICR permanece allí. Los especialistas desean que la red de abastecimiento sea más duradera, para lo cual integrarán otras fuentes. " Pero, lo importante es que hay agua " , explica el delegado del CICR encargado del proyecto, señor Cristóbal Gámez Payá. " La población estaba muy impaciente. Durante la ejecución de las obras solían rompernos las cañerías para acceder al agua más rápidamente " .

Actualmente, en el marco de un proyecto de abastecimiento de agua, también se están reforzando las estructuras en Iriba, ciudad c uya población es de 10.000 habitantes. Las obras de reparación se terminarán a finales de mes.

El mes de mayo, en Abeché (80.000 habitantes), capital regional de Uaddai, donde hay reunidas unas veinte organizaciones humanitarias, el CICR instaló una nueva bomba de agua, con la cual se aumentó la cantidad disponible de agua potable en un 40%. Desde esa fecha, en esta ciudad semidesértica ya no hay cortes de agua y se presta a la población un servicio de abastecimiento las 24 horas del día.

Según estimaciones de las Naciones Unidas, en las cuatro ciudades, situadas en una región oriental de Chad, se refugian, desde hace año y medio, 200.000 personas que huyeron del conflicto de Darfur. La llegada de esas personas grava pesadamente el sistema económico local, ya que los habitantes han tenido que compartir sus escasos recursos con esos refugiados. Además, la población sufre las consecuencias de la sequía del año pasado. Por eso, el CICR tomó la decisión de prestarle ayuda y realizar los proyectos necesarios de abastecimiento de agua. 

  Para más información:  

  Nicole Engelbrecht, CICR, Yamena, tel.: ++235 20 10 05;  

  Marco Jiménez Rodríguez, CICR, Ginebra, tel.: ++41 22 730 22 71 ó +41 79 217 32 17