Página archivada:puede contener información desactualizada

Un estudio del CICR muestra las terribles secuelas de las hostilidades en la población civil

23-06-2009 Comunicado de prensa

Ginebra (CICR) – La guerra y la violencia armada acarrean consecuencias alarmantes en la población civil de los países asolados por los conflictos, según reveló un estudio publicado el martes por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). El estudio destaca los desplazamientos, la separación de los seres queridos, y la falta de acceso a los servicios básicos como algunas de las experiencias más comunes de la población y, al mismo tiempo, su principal temor.

El 56% de las víctimas de las hostilidades declararon haber tenido que desplazarse a raíz de los combates, mientras casi la mitad afirmó haber perdido el contacto con un ser querido. Una de cada cinco declaró haber perdido sus medios de subsistencia.

El informe, titulado Nuestro mundo. Perspectivas del terreno, recoge las experiencias personales, las necesidades, preocupaciones, esperanzas y frustraciones de personas afectadas por los conflictos en ocho países: Afganistán, Colombia, República Democrática del Congo (RDC), Georgia, Haití, Líbano, Liberia y Filipinas. La información ha sido recopilada por la agencia de investigación Ipsos y se publicará el 24 de junio, con motivo del 150.º aniversario de la batalla de Solferino.

“Este estudio supone una novedad en la medida en que aporta una visión exhaustiva e integral de las consecuencias que sufren las víctimas de los conflictos armados y la violencia” declaró el señor Pierre Krähenbühl, director de Actividades Operacionales del CICR. “Detrás de estas cifras hay millones de personas que luchan por mantener a sus hijos, que han sido coaccionadas para que abandonaran su hogar, o que viven día a día con el temor de que un ser querido sea asesinado, agredido o desaparezca. Es muy preocupante”.

En Afganistán, el 76% de aquellos que vivieron un conflicto armado en primera persona, declararon haber tenido que abandonar sus hogares, mientras el 61% afirmó haber perdido el contacto con un pariente cercano. En Liberia, un alarmante 90% declaró haberse tenido que desplazar, seguido del 61% en Líbano y el 58% en RDC. La pérdida del contacto con un ser querido también afectó a un gran número de personas en Liberia (86%), en Líbano (51%) y en RDC (47%).

El acceso limitado a servicios como el agua, la electricidad y la atención médica resultó ser un problema generalizado, especialmente en Afganistán y Haití, donde más de la mitad de la población afectada directamente por la violencia armada declaró haber padecido alguna de estas necesidades básicas.

En el marco de esta investigación, el CICR entrevistó a grupos representativos de los países asolados por los conflictos, a fin de entender mejor cómo es la vida de estas personas durante una guerra.

“Hablar con distintas personas y escuchar su testimonio nos permite ver la situación a través de sus ojos. Gracias a esta información podemos ayudarles mejor a ellos y a otras personas que lo necesiten” declaró la directora adjunta de Comunicación del CICR, señora Charlotte Lindsey, quien se encargó de supervisar el estudio.

El informe revela que la gente suele pedir ayuda a “quienes están más cerca”. En todos los países en que se llevó a cabo el estudio, los entrevistados afirmaron que sus familiares y sus comunidades eran los primeros en ayudarles y quienes mejor entendían sus necesidades.

“Tenemos que hacer todo lo posible para mejorar la capacidad de las comunidades de salir adelante durante un conflicto armado” afirmó el señor Krähenbühl. “Trabajar con la población de las zonas afectadas y con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja nos permite ayudar a las familias y a las comunidades in situ . La importancia de este método de trabajo queda patente en el estudio”.

El estudio, cuya publicación coincide con el 150.º aniversario de la Batalla de Solferino, ocurrida el 24 de junio de 1859, analiza los “Solferinos de hoy en día” y su impacto en la población. En 18 59, más de 38.000 soldados murieron o resultaron heridos cuando las tropas aliadas franco-sardas se enfrentaron a los soldados austríacos en el norte de Italia. La batalla condujo a la creación del CICR, del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja y de los Convenios de Ginebra.

“Si comparamos Solferino, donde únicamente se registró la muerte de un civil, con los conflictos modernos de Afganistán, República Democrática del Congo, Irak, Sri Lanka, Gaza o Somalia, vemos que las guerras actuales tienen un mayor impacto físico y psicológico en la población civil” afirma el señor Krähenbühl. “Esto pone de relieve la necesidad de que las partes en conflicto respeten mejor el derecho internacional humanitario y las leyes de la guerra. La población civil y sus bienes deben ser respetados y protegidos en todo momento”.

  Otras conclusiones del informe  

De los más de 4.000 entrevistados, el 44% afirmó haber vivido un conflicto armado personalmente. Las cifras más altas se registraron en Liberia (96%), Líbano (75%) y Afganistán (60%)

Cerca del 66% de los entrevistados declararon haber padecido las consecuencias de las hostilidades, aunque no se vieran afectados directa o personalmente. La cifra asciende al 98% en el caso de Haití, y al 96% en Líbano, Liberia y Afganistán.

Casi el 30% de las personas afectadas directamente por los combates declararon haber perdido a un ser querido durante los mismos, porcentaje que ascendía radicalmente en Liberia (69%) y Afganistán (45%), y que descendía al 25% en Líbano y en RDC.

Entre las personas afectadas directamente por la violencia y los conflictos armados, las mayores pérdidas de ingresos se registraron en Afganistán (60%), Líbano (51%) y Haití (40%). En los ocho países, el 18% afirmó haber resultado herido en los combates, el 17% haber sufrido torturas y el 32% vejaciones.

  Para más información:  

  Anna Nelson, Ginebra, CICR, tel.: +41 79 217 32 64 ó  

      (inglés, francés)
    Michelle Rockwell, Ginebra, CICR, tel: +41 79 251 9311 or     (inglés)
    Marçal Izard, Ginebra, CICR, tel: +41 79 217 3224 or         (alemán, español)
    Hicham Hassan, El Cairo, CICR, tel: +201 87 42 43 44 or      (árabe)
    Imágenes para TVJan Powell, tel: +41 22 730 2511 or