Níger: el número de desplazados procedentes de Nigeria no deja de aumentar

23-12-2013 Resumen de actividades

La región de Diffa, en el extremo sudoriental de Níger, continúa registrando una gran afluencia de desplazados que huyen del conflicto en el noreste de Nigeria. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Cruz Roja de Níger se afanan por ayudar a miles de personas.


Comuna de Diffa. Una desplazada firma en la lista de beneficiarios antes de recibir los socorros para su familia ©CICR/H. Abdoulmoumouni

 

Comuna de Diffa. Desplazados reciben paquetes de alimentos para dos meses. 

Comuna de Diffa. Desplazados reciben paquetes de alimentos para dos meses.
© ICRC / H. Abdoulmoumouni

“Tras un período de calma relativa, se han vuelto a observar nuevos desplazamientos de población en la región. Solo en la comuna de Diffa han llegado 450 personas en los últimos días”, explicó el jefe adjunto de la delegación del CICR en Níger, el señor Pascal Porchet.

Los desplazados y las comunidades que los acogen han de hacer frente, además, a las crecidas del río Komadugu Yobe, un afluente del lago Chad. Las recientes inundaciones han anegado numerosas viviendas, escuelas y centros de salud, así como grandes parcelas agrícolas.

 

Comuna de Diffa. Un beneficiario toma un mototaxi para transportar los víveres recibidos. 

Comuna de Diffa. Un beneficiario toma un mototaxi para transportar los víveres recibidos.
© ICRC / H. Abdoulmoumouni

“La situación humanitaria es preocupante”, advirtió Pascal Porchet. “A las inundaciones hay que añadir los miles de desplazados que han llegado en tan solo unos meses y la drástica disminución de los intercambios comerciales con Nigeria a causa de la inseguridad, lo que ha venido a agravar el aislamiento de la región y ha provocado un aumento repentino del precio de los productos de primera necesidad”.

Además, según estimaciones del Gobierno de Níger, la campaña agrícola y ganadera de este año en la región de Diffa ha sido peor que en el resto del país.

Se mantiene la asistencia a los desplazados procedentes de Nigeria

La semana pasada, la Cruz Roja de Níger y el CICR distribuyeron raciones de alimentos suficientes para dos meses a cerca de 7.500 personas (desplazados, refugiados y personas que habían regresado a sus lugares de origen) en las comunas de Diffa, Toumour, Nguelkolo y Chetimari.

“Esta ayuda es vital para estas personas, ya que carecen de medios para subvenir a sus necesidades alimentarias”, declaró el coordinador de la asistencia alimentaria del CICR en Níger, el señor Jean-Pierre Nereyabagabo.

Además de estos socorros de urgencia, se han puesto en marcha varias iniciativas encaminadas a reducir la dependencia de la ayuda alimentaria de las personas desplazadas. Así, un centenar de familias de Bosso y Tchoukoudjani han recibido semillas que les permitirán plantar hortalizas y suplir así sus necesidades alimentarias.

Apoyo a los nómadas peuls desplazados


Comuna de Chetimari. Mujeres recogiendo agua en una fuente instalada por el CICR en un campamento de desplazados que acoge a víctimas de inundaciones. ©CICR/I. Keita
 

Entre los desplazados de origen nigerino que tuvieron que huir de la violencia en Nigeria se encuentran 1.600 nómadas peuls bororo que, desde noviembre de 2012, reciben asiduamente ayuda del CICR.

“Tras más de diez años asentados en Nigeria, tuvieron que huir precipitadamente y dejar todo atrás”, explicó Jean-Pierre Nereyabagabo. “De regreso en Níger, tuvieron que reconstruir todo desde cero y vivir, entretanto, en alojamientos precarios de la periferia de Diffa. Para sobrevivir, dependen fundamentalmente de la ayuda alimentaria mensual que les proporciona el CICR”.

Para ayudar a esta población a recuperar sus medios de subsistencia, el CICR colabora con las autoridades locales para realojarlos en Modi Wakil, a 30 kilómetros de Diffa, en la comuna de Gueskerou. El pasado 22 de noviembre, cerca de 275 familias peuls bororo se instalaron por fin en su nuevo poblado, donde el CICR ya había construido un pozo.

“Hemos distribuido a las familias raciones alimentarias suficientes para dos meses a fin de facilitar su realojamiento y, desde hoy, vamos a proceder a la distribución de más de 900 cabezas de ganado caprino, es decir, al menos tres cabras por familia, para que puedan reconstituir su cabaña”, señaló Jean-Pierre Nereyabagabo.

La Cruz Roja de Níger ayuda a las víctimas de las inundaciones

Comuna de Chetimari. Mujeres cargando agua en un sitio de desplazados que acoge a víctimas de inundaciones 

Comuna de Chetimari. Mujeres cargando agua en un sitio de desplazados que acoge a víctimas de inundaciones
© ICRC / I. Keita

Más de 3.000 personas afectadas por las inundaciones han recibido la ayuda inmediata de la Cruz Roja de Níger en las localidades de Kessa Kandila, Ajeri, Rouda y Kouloukoura (comunas de Chetimari y Diffa).

Los damnificados recibieron 350 paquetes de socorros que contenían lonas impermeables, utensilios de cocina, mosquiteros y ropa, además de raciones alimentarias suficientes para un mes. Asimismo, el CICR está a punto de finalizar las obras de construcción de seis puntos de abastecimiento de agua equipados con bombas manuales. Estas nuevas instalaciones garantizarán un acceso continuo al agua potable reduciendo los riesgos para la salud. Con este fin, ya se han distribuido ciento cincuenta lotes con productos para el tratamiento del agua.


 Para más información:
Pascal Porchet, ICRC Niamey, tel. : +227 99 41 50 71
David-Pierre Marquet, ICRC Geneva, tel: +41 22 730 2502