Afganistán: combustible, medicamentos y agua potable para el hospital provincial de Ghazni

14 agosto 2018

Kabul/Ginebra (CICR) – Desde que se desataron intensos enfrentamientos en Ghazni (región central de Afganistán) hace cuatro días, el Comité Internacional de la Cruz Roja ha entregado apósitos y medicamentos orales e intravenosos para atender a los heridos que llegan al hospital provincial. El CICR también abasteció rápidamente de agua potable y electricidad para practicar cirugías a los heridos, y entregó material para la gestión de los restos mortales.

"Nuestros equipos han aprovechado cada oportunidad para apoyar al hospital local, y seguiremos prestando asistencia siempre que haya necesidades y las condiciones lo permitan", dijo el jefe de la delegación del CICR en Afganistán, Juan Pedro Schaerer.

Los enfrentamientos en Ghazni comenzaron el viernes pasado y se intensificaron durante el fin de semana. El sistema de telecomunicaciones no funciona, y no hay suministro eléctrico. Algunas personas han logrado irse de la ciudad, mientras que otras se han refugiado en sus propias viviendas. El agua y los alimentos escasean. Diariamente se informa de nuevos heridos, pero aún se desconoce el número exacto.

"El hospital sigue recibiendo heridos, y se prevé que lleguen más de las afueras de la ciudad en los próximos días", explicó el jefe de la subdelegación del CICR para la región central de Afganistán, Scott Doucet.

Cerca del 20% de la población de Ghazni depende del sistema de suministro de agua de la ciudad, que quedó fuera de funcionamiento desde que comenzaron los enfrentamientos. El CICR ha organizado un sistema de emergencia de distribución de agua en camiones para satisfacer las necesidades de unas 18.000 personas.

Con el apoyo de voluntarios de la Media Luna Roja Afgana, hoy se ha comenzado a recoger los cuerpos de las personas fallecidas para trasladarlos al hospital o a bases militares, o entregarlos a sus familiares. La Media Luna Roja Afgana también ha enviado 500 paquetes adicionales con artículos de higiene y 250 ataúdes.

"Lo que a nosotros nos preocupa es proteger a los civiles y que todos los heridos puedan recibir atención médica. El personal y los establecimientos de salud deben ser respetados y protegidos", dijo Schaerer.

Para más información:
Andrea Catta Preta (inglés, español y portugués), CICR, Kabul, tel.: +93 729 140 510
Siavash Kohzad (dari y pastún), CICR, Kabul, tel.: +93 707 107070
Sanela Bajrambasic, CICR, Ginebra, tel.: +41 79 217 32 17