Armas explosivas en zonas pobladas: aspectos humanitarios, jurídicos, técnicos y militares

15 junio 2015
Armas explosivas en zonas pobladas: aspectos humanitarios, jurídicos, técnicos y militares

Las ciudades nunca han estado a salvo de la guerra. Sin embargo, en el último siglo, los conflictos armados se desarrollaron cada vez más en zonas pobladas. Esta situación expone a los civiles a mayores riesgos de muerte, lesiones y desplazamiento. A medida que se intensifica el proceso de urbanización, es probable que esta tendencia se mantenga inalterada. Para peor, los beligerantes a menudo evitan enfrentarse con el enemigo en espacios abiertos y se entremezclan con la población civil. Esto sucede especialmente en el caso de los grupos armados no estatales.

Al mismo tiempo, los conflictos armados siguen librándose con sistemas de armas inicialmente diseñados para su uso en espacios abiertos. En general, no hay problemas cuando esas armas se emplean en campos de batalla abiertos. Pero cuando se utilizan contra objetivos militares en zonas pobladas, sus efectos suelen ser indiscriminados, lo cual acarrea consecuencias devastadoras para los civiles.

En 2011, el CICR declaró que las armas explosivas que tienen una amplia zona de impacto no deben utilizarse en zonas densamente pobladas, debido a la gran probabilidad de que tengan efectos indiscriminados.

En febrero de 2015, el CICR convocó una reunión de expertos sobre el tema de las armas explosivas en zonas pobladas. Participaron expertos gubernamentales de 17 Estados y 11 especialistas particulares, entre los que figuraban expertos en armas y representantes de organismos de las Naciones Unidas y de organizaciones no gubernamentales.

El documento que sigue es un informe de la reunión, compilado por el CICR bajo su exclusiva responsabilidad.

Armas explosivas en zonas pobladas. Aspectos humanitarios, jurídicos, técnicos y militares

Suscríbase a nuestro boletín