Crisis en Lago Chad: el CICR intensifica la respuesta

27 abril 2015
Crisis en Lago Chad: el CICR intensifica la respuesta

La región de Lago Chad está sufriendo una crisis humanitaria. Más de un millón de personas han huido a raíz del conflicto, y actualmente viven en condiciones difíciles en Nigeria. Otras se han desplazado a Níger, Chad o Camerún, y también se encuentran en una situación crítica. El Comité Internacional de la Cruz Roja está solicitando fondos adicionales a fin de poder asistir a estas personas.

"Muchas familias han debido recorrer largas distancias para ponerse a salvo y están luchando por sobrevivir. Han perdido casi todas sus pertenencias y a menudo los familiares deben dispersarse en medio de la prisa por huir", dijo Yasmine Praz Dessimoz, jefa de Actividades Operacionales para África del Norte y África Occidental.

"Una combinación de violencia, desplazamiento y falta de servicios básicos está causando un impacto enorme en las personas en las zonas de conflicto de estos países", agregó.

Perder todo

Hefesu Adamu y Ummu-Salma pasaron varios días en el bosque con sus hijos antes de encontrar refugio en Yola, Nigeria, adonde huyeron sólo con lo puesto.

Para ayudar a personas como Hefesu Adamu y Ummu-Salma, el CICR está solicitando que los donantes aporten fondos adicionales por 60 millones de francos suizos (equivalentes a 65 millones de dólares estadounidenses). El dinero se destinará a intensificar la asistencia que proporcionamos. En Nigeria, tenemos el propósito de distribuir alimentos para 380.000 personas más. En Camerún y Níger, las personas desplazadas y las comunidades de acogida también recibirán alimentos del CICR, con la colaboración de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja de Camerún y de Níger.

Depender menos de la ayuda

Vita Ekwas, responsable de una pequeña comunidad de personas en el norte de Nigeria, explica cómo ha contribuido la ayuda del CICR y la Cruz Roja de Nigeria. Con impaciencia, Ekwas espera la temporada de lluvias, en que las personas de su comunidad podrán comenzar a sembrar semillas para cultivar sus propios alimentos.

El CICR incrementará proyectos tendientes a fomentar la producción de alimentos en Nigeria, Níger y Camerún. Los fondos adicionales también permitirán llevar agua potable a más cantidad de personas vulnerables.

Mejorar las instalaciones de salud es también una prioridad. En el norte de Nigeria, el CICR apoyará 12 centros de atención primaria de la salud. En Maiduguri (Nigeria) y Diffa (Níger), el personal de los hospitales regionales atenderá a más heridos y profundizará sus conocimientos gracias a la ayuda de equipos de cirugía del CICR. Asimismo, el CICR explorará formas de apoyar el sistema de salud en el extremo norte de Camerún.

Muchas personas desplazadas en la región de Lago Chad han perdido el contacto con sus familiares. Los servicios de búsqueda se extenderán a toda la región. La intensificación de los esfuerzos ya está dando sus frutos en Chad, donde se han establecido servicios telefónicos con la Cruz Roja local.

Obstáculos para la asistencia

No es fácil prestar ayuda en una región tan extensa, donde la población se encuentra dispersa y las condiciones de seguridad son inciertas. En muchas áreas, el CICR es una de las pocas organizaciones humanitarias que actúan. Hélène Plenneveaux, jefa adjunta del CICR en Nigeria, explica algunos de los obstáculos.

Llevaremos a cabo la mayoría de estas actividades operacionales con la ayuda de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja de los países afectados por el conflicto.

Los fondos adicionales extenderán el presupuesto del CICR de 2015 para Nigeria, Níger, Camerún y Chad a más de 110 millones de francos suizos (120 millones de dólares estadounidenses), y la respuesta del CICR a la crisis será una de sus operaciones mundiales más importantes.

Véase también: Nigeria y Lago Chad – Respuesta a una crisis regional