Desaparición en el sur de Colombia, un flagelo que no termina

23 agosto 2016

“Solo quiero saber si mi hermano está vivo o muerto”, dice Cecilia. Ella fue la única de la familia que se quedó viviendo en el lugar donde ocurrió todo: zona rural de San José del Guaviare, en el sur de Colombia.

Esta es la segunda de una serie de publicaciones de la campaña #AquíFaltaAlguien con la que conmemoramos el Día Internacional de los Desaparecidos (30 de agosto). Para unirte a la campaña, comparte tus mensajes de solidaridad en redes sociales.

Volver a la página del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia.

Cecilia está sentada debajo del árbol más grande del patio de su casa y nos muestra una foto en blanco y negro de Joselín, su hermano mayor que desapareció en julio de 1985. "A uno le queda ese dolor, ese rencor. Es tanta la desesperación que uno no sabe para dónde correr. ¿Estará vivo o muerto?", dice.

Cecilia hace parte de los grupos de apoyo que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) organiza para familiares que tienen a un ser querido desaparecido. Recibió apoyo psicosocial para poder sobrellevar más de 30 años de incertidumbre. Aún sigue esperando respuestas sobre el paradero de su hermano. 

Mensajes de la campaña #AquíFaltaAlguien. Compártelos en redes sociales