Honduras: reducción de incendios en centros penitenciarios, a 5 años de la tragedia de Comayagua

03 febrero 2017

El 14 de febrero de 2012 más de 360 personas privadas de libertad murieron a causa de un incendio en la Granja Penal de Comayagua, Honduras. Este lamentable hecho puso de manifiesto los graves riesgos del hacinamiento carcelario y de la falta de infraestructura apropiada, así como la necesidad de tener planes de prevención y respuesta ante emergencias en los centros de detención de Honduras y la región.

La situación carcelaria en muchos lugares del mundo sigue siendo precaria: altas tasas de hacinamiento, infraestructura vieja e improvisada, pobre acceso a agua, entre otros, lo que aumenta exponencialmente los riesgos de incendio y limitan una adecuada respuesta ante una emergencia.

Como parte de su acción humanitaria, el CICR visita los distintos centros penitenciarios del país y evalúa las condiciones de detención de la población penitenciaria. A través de su programa de Agua y Saneamiento en conjunto con el Instituto Nacional Penitenciario (INP), ha contribuido en materia de prevención y reducción de riesgos de incendio así como en mejorar las infraestructuras en varios centros penitenciarios de Honduras.

Estas mejoras se encuentran dentro de las acciones de apoyo al fortalecimiento del sistema penitenciario en Honduras, enmarcado en un acuerdo firmado por el gobierno de Honduras y el CICR en mayo de 2015, el cual también contempla el mejoramiento de los servicios de salud, gestión penitenciaria y aspectos jurídicos para la población penitenciaria conforme a las normas y estándares internacionales en la materia, acciones que se han venido desarrollando en varios centros penitenciarios del país.

Responder a estas necesidades impacta no solo la vida de las personas privadas de libertad y al personal que trabaja en los centros penitenciarios, sino también a la comunidad a la que estas personas pertenecen, ya que de unas adecuadas condiciones de detención dependerá la posibilidad de reinserción y reintegración de los privados de libertad. Asimismo, todas estas medidas permitirán prevenir incidentes de seguridad como amotinamientos y situaciones de emergencias, con potenciales consecuencias humanitarias.

A cinco años de la tragedia de Comayagua, el CICR, buscando apoyar y orientar a las autoridades competentes, quiere compartir como parte de las acciones llevadas a cabo el material gráfico creado para reducir el riesgo de incendios y responder a situaciones de emergencias, adaptadas al contexto nacional.

Reducción de incendios en centros penitenciarios - Folleto