México: el CICR llama a fortalecer los esfuerzos para la identificación de personas fallecidas

México: el CICR llama a fortalecer los esfuerzos para la identificación de personas fallecidas

Artículo 05 julio 2023 México

Tijuana - "Desde el punto de vista humanitario, es imperioso aumentar el número de identificaciones de personas fallecidas en México. En tal sentido, es crucial coordinar las actividades para contribuir a aliviar el sufrimiento de miles de familias que buscan a sus seres queridos desaparecidos", expresó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) al inaugurar el XIV Encuentro Nacional de Servicios Médicos Forenses.

Según cifras oficiales, en México, hay más de 111.000 personas desaparecidas y cerca de 52.000 personas fallecidas sin identificar, muchas de las cuales son buscadas por sus seres queridos. Para poder identificarlas, no basta con tener un registro, sino que es necesario contar con información detallada sobre cada una de ellas.

"Cada persona fallecida no identificada lleva consigo una historia, un legado y una familia que anhela respuestas. Identificarlas es un deber, un acto de humanidad y un derecho consagrado en la ley en materia de desaparición", dijo Mitzi López Murrieta, jefa de la misión del CICR en la zona noroeste de México.

El CICR —organización humanitaria que trabaja para ayudar a las personas afectadas por la violencia armada— reconoce los esfuerzos nacionales y locales tendientes a contar con más infraestructura para el resguardo digno y la trazabilidad de las personas fallecidas no identificadas. No obstante, estas medidas no serán suficientes sin un aumento paralelo del número de identificaciones, para que las personas fallecidas que aún no han sido identificadas puedan ser entregadas a sus familias, advierte Mitzi López.

Para lograrlo, es crucial homologar herramientas, criterios y metodologías, así como procesos forenses eficaces que incluyan la participación de las familias. Así se propiciará la obtención de información de calidad para la identificación de personas fallecidas.

Además, es indispensable establecer una conexión permanente entre las instituciones académicas y las encargadas de procurar justicia para formar profesionales forenses que cuenten con la experiencia y las capacidades técnicas que permitan dar una respuesta integral y sensible a las familias.

Mitzi López destacó que la identificación forense es un proceso científico y multidisciplinario que requiere profesionales altamente capacitados y comprometidos. Los especialistas en este campo deben tener una formación multidisciplinaria, una visión integral y conocimientos tanto en atención a los familiares, como en procesos de identificación. "Este momento histórico exige la reinvención de un especialista forense único: el especialista en identificación forense", indicó.

El CICR también resaltó la importancia de armonizar las leyes locales con la Ley General en Materia de Desaparición de Personas (LGDP), incluyendo la legislación de Baja California. Esta armonización es fundamental para identificar los roles y las responsabilidades inherentes al mandato de cada institución en su respuesta a las familias.

En la inauguración del encuentro estuvieron presentes el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas; la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, Karla Quintana; el presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del estado de Baja California, Alejandro Fragozo López, y el secretario de Gobierno de Baja California, Catalino Zavala Márquez.

El subsecretario Alejandro Encinas expresó que este tipo de reuniones contribuye a enfrentar "uno de los problemas más acuciantes que tenemos en todo el país". Detalló que este reto debe entenderse cada vez más como un problema de carácter nacional: "si bien la responsabilidad de los médicos forenses es una competencia de los gobiernos locales, lo cierto es que la magnitud de la crisis forense que estamos encarando requiere de la suma de esfuerzos y de la coordinación de distintos órdenes de gobierno, desde el municipio, los estados y gobierno federal".

Aseguró que "contar más de 50 mil cuerpos en las fosas comunes o en los servicios forenses de todo el país —incluido el de la Fiscalía General de la República— requiere una acción no solamente de coordinación institucional, sino una acción del conjunto del Estado mexicano".

Por su parte, Karla Quintana recordó que en 2019 participó por primera vez en el en el Encuentro Nacional —celebrado entonces en Acapulco, Guerrero— y señaló que "a cuatro años de esa reunión, sin duda alguna hemos dado pasos muy importantes no solo en recursos materiales, sino en una voluntad política de muchas instituciones, de muchos estados de sumarse a un objetivo único, que es el que todos queremos aquí: identificar a las personas y regresarlas a casa".

Quintana destacó la importancia de "poner al centro la búsqueda de las personas desaparecidas —el derecho a ser buscado— y también el derecho a ser identificado, el cual tiene una doble vertiente (...): de verdad y de justicia". También, dijo, "como una forma de reparación: evidentemente se les busca con vida, pero también sabemos que existe una posibilidad de que estén sin vida".

El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alejandro Fragozo López, expuso que el encuentro "permitirá impulsar y fortalecer las capacidades técnico-forenses de todas y todos los que colaboran en este noble servicio".

El XIV Encuentro Nacional de Servicios Médicos Forenses, convocado por el Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Judicatura del Estado de Baja California, en colaboración con los Servicios Médicos Forenses (Semefos) de la entidad, el Instituto de Servicios Periciales y Ciencias Forenses de la Ciudad de México y el CICR, reúne a más de 120 personas expertas en servicios periciales y servicios médicos forenses de diversos estados mexicanos, así como a representantes de fiscalías especializadas, centros de identificación, comisiones de búsqueda, coordinaciones de servicios periciales, institutos de servicios periciales y ciencias forenses, la Comisión Nacional de Búsqueda y comisiones locales de búsqueda.

Los especialistas forenses intercambiarán experiencias y analizarán los requisitos necesarios para desarrollar un enfoque multidisciplinario e interinstitucional en la búsqueda de personas desaparecidas, la identificación de personas fallecidas no identificadas y una atención sensible y digna a sus familiares.

El CICR reafirma su compromiso de apoyar los esfuerzos destinados a brindar respuestas a las familias de los desaparecidos y seguir trabajando para reforzar el trabajo forense en el país, con el objetivo de tratar a las personas fallecidas con dignidad, identificarlas y entregarlas a sus familiares en el menor tiempo posible.

El CICR, fundado en 1863, es una organización internacional humanitaria, independiente, neutral e imparcial que brinda protección y asistencia a las víctimas de conflictos armados y otras situaciones de violencia.

Cuenta con 20.000 colaboradores que trabajan en cien países. Forma parte del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, la red humanitaria más amplia y antigua del mundo, y trabaja mano a mano con sus socios nacionales de la Cruz Roja para ampliar su labor.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Contacto de prensa: Ana Langner, encargada de comunicación pública, 52 5537176427.