Refugiados burundeses restablecen el contacto con sus familiares

28 julio 2016

Desde el inicio de la crisis en Burundi en abril de 2015, más de 250.000 personas huyeron hacia Ruanda, Tanzania, la República Democrática del Congo y Uganda. Durante su huida, los miembros de numerosas familias se separaron y muchos perdieron entonces el rastro de sus seres queridos. Al no tener noticias sobre sus allegados, viven con angustia sobre lo que pudo haberles sucedido.

Para facilitar el restablecimiento del contacto entre familiares separados, el CICR, en colaboración con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja locales, ha activado su red y también ha propuesto soluciones innovadoras para los refugiados, como por ejemplo la distribución de tarjetas SIM y recargas para sus teléfonos celulares. 

Suscríbase a nuestro boletín