Resumen de las actividades del CICR en Siria: distribución de 6.500 comidas por día y ayuda a los niños no acompañados vulnerables

04 marzo 2019
Resumen de las actividades del CICR en Siria: distribución de 6.500 comidas por día y ayuda a los niños no acompañados vulnerables
CC BY-NC-ND / ICRC / Cynthia Lee

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) hace un resumen de la situación en el campamento de desplazados de Al-Hol, situado en el noreste de Siria.

"La comunidad internacional centra su atención en los combatientes extranjeros y sus familias, relativamente poco numerosos, pero no hay que olvidar a las decenas de miles de sirios que viven en los campamentos y que necesitan ayuda urgente. “Tras la ola de personas recién llegadas, el campamento no da abasto”, indica Philip Spoerri, jefe de la delegación del CICR en Siria.

"Las noches son heladísimas y, según se ha informado, más de veinte niños han muerto de frío en las últimas semanas. La gente, como no puede guarecerse en ningún lugar cerrado, debe arroparse como puede. Algunos ni siquiera tienen una tienda de campaña y están expuestos a la lluvia, al viento y al frío", añadió.


NUESTRAS ACTIVIDADES

  • El CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria instalaron una cocina comunitaria donde se sirven comidas calientes desde mediados de febrero a las personas recién llegadas a Al-Hol. En los últimos días hemos aumentado la cantidad de comidas que servimos –hasta 6.500 al día– para hacer frente al creciente número de recién llegados. Las comidas incluyen arroz, verduras, bulgur y frijoles.
  • El CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria instalaron 30 letrinas en febrero. Pero dada la afluencia constante de personas, el acceso a las letrinas y a las instalaciones sanitarias ya no es suficiente y es necesario construir más.
  • En Al Hol, al igual que en otros campamentos, el CICR ayuda a las personas que han sido separadas por el conflicto a restablecer o mantener el contacto entre los familiares.
  • Prosigue la distribución de miles de botellas de agua a los recién llegados y cada día se transportan en camión 98.000 litros de agua potable al campamento.

 

PREOCUPACIONES HUMANITARIAS

  • El CICR está muy preocupado por la situación de los niños que viven en los campamentos sin sus padres o sus tutores habituales, así como por la de otras personas especialmente vulnerables. Desde comienzos de 2018, el equipo del CICR ha registrado los datos de unas 1.300 personas vulnerables, entre ellas 848 niños, en los campamentos de desplazados del noreste del país.
  • Las mujeres y los niños que llegan a Al Hol no han dormido, tienen hambre y frío y se encuentran en estado de choque. Cada grupo de personas que llega parece estar en peor estado que el anterior.
  • Los recién llegados, incluidas las familias con lactantes, deben dormir a la intemperie expuestos al frío y a la lluvia, protegidos solamente por unas mantas colgadas de las vallas.
  • Los relatos que escuchamos son desgarradores, como el de este niño de 8 años, en estado de ansiedad, que corría  por todo el campamento de Al Hol en busca de su madre. Le ofrecimos un plato de comida de nuestra cocina comunitaria, pero lo rechazó y nos dijo que lo único que quería era a su madre. Luego se sentó en el suelo cubriéndose el rostro con las manos.
  • En el campamento conocimos a una adolescente que estaba sin sus padres y que se ocupa de un bebé que encontró entre los escombros de un edificio. "La pequeña está enferma y débil. No habla y casi no camina", explica la adolescente. "Sus padres murieron en un bombardeo. Nadie sabe nada de su familia y tampoco se sabe cómo se llama".

 

Para más información:

Adnan HEZAM, CICR, Damasco, tel.: +963 930 336 718