Siria: el agua se usa como arma de guerra

02 septiembre 2015

Ginebra / Damasco – El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dice que la población civil en la ciudad de Alepo padece graves sufrimientos debido a cortes intencionales en el abastecimiento de agua y electricidad. En la ciudad viven unos dos millones de personas, pero muchas de ellas, a ambos lados del frente, tienen grandes dificultades para acceder al agua.

"Los servicios vitales para la población, como el suministro de agua, deben mantenerse aparte de las cuestiones políticas del conflicto en Siria", señaló Marianne Gasser, jefa de la delegación del CICR en Siria. La señora Gasser regresó hace poco de Alepo, donde se reunió con las autoridades sirias y cruzó la línea de frente de la ciudad a fin de dialogar sobre el problema de la disponibilidad de agua con las partes que intervienen en los enfrentamientos.

El abastecimiento de agua de Alepo depende del funcionamiento de las estaciones de bombeo y de las plantas eléctricas, pero esas instalaciones se hallan bajo el control de diferentes partes beligerantes. A menudo, se utiliza el funcionamiento de las estaciones como medio para presionar a la otra parte. "En Siria, es frecuente que el agua se convierta en una herramienta en manos de las partes beligerantes, que la transforman en un arma de guerra. Y los civiles son quienes más sufren. El acceso al agua debería ser incondicional", dijo la señora Gasser.

Existe una situación similar en Damasco, donde los cortes del suministro de agua se han utilizado como táctica para presionar a la otra parte. Los cinco años de conflicto han afectado gravemente la infraestructura hídrica del país. Se ha perdido o dañado casi la mitad de la capacidad de producción total.



En todo el territorio sirio, el CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria (MLRAS) vienen haciendo todos los esfuerzos posibles por apoyar la continuidad del abastecimiento de agua, en estrecha colaboración con las juntas de agua de ambos lados de las líneas de frente. En Alepo, a ambos lados del frente, el CICR y la MLRAS han creado una red de pozos para casos de contingencia que ayudan a abastecer a la población. Entre enero y junio de 2015, los proyectos hídricos organizados por el CICR y la MLRAS han beneficiado a 16 millones de personas.

Para más información:

Pawel Krzysiek, CICR Damasco, tel: +963 11 331 0482 ext.122 o +963 930 336 718 o Email: pkrzysiek@icrc.org o Twitter: @PKrzysiekICRC
Dibeh Fakhr, CICR Ginebra, tel: +41 22 730 37 23 o +41 79 447 37 26