Sudán del Sur: tras amenazas y saqueos, el CICR debió retirarse del condado de Leer

05 octubre 2015
Sudán del Sur: tras amenazas y saqueos, el CICR debió retirarse del condado de Leer
En una foto de archivo de mayo de 2015, se observa una base del CICR saqueada en Leer, Sudán del Sur. Los días 2 y 3 de octubre de 2015, el CICR se vio obligado a retirarse del poblado de Leer a raíz de un nuevo incidente de saqueo en un complejo humanitario en el mismo poblado y a las amenazas contra el personal de la Institución. CC BY-NC-ND / CICR / Pawel Krzysiek

Yuba, 5 de octubre de 2015 – El CICR se vio forzado a retirar a todo su personal de un complejo humanitario en el condado de Leer, estado de Unidad, luego de que sus instalaciones fueran saqueadas y sus socorristas fueran amenazados.

Decenas de hombres armados bien organizados ingresaron en el complejo durante el fin de semana y robaron equipamiento, insumos médicos y dinero. También se llevaron dos vehículos del CICR. El personal, incluidos diez colaboradores del CICR, recibió amenazas. El incidente ocurrió en medio de intensos enfrentamientos entre grupos armados.

"Nuestro personal intenta prestar asistencia a las personas que tienen necesidades acuciantes. Nuestra principal preocupación en este momento son las personas vulnerables que se quedan sin acceso a la asistencia humanitaria y corren el riesgo de ser atrapadas en los enfrentamientos", dijo Jürg Eglin, jefe del CICR en Sudán del Sur.

"Estos incidentes contra las organizaciones humanitarias son inaceptables. Obstaculizan nuestros esfuerzos para dar respuesta a las personas necesitadas. Estamos en contacto con todas las autoridades civiles y militares pertinentes de ambas partes para tratar de indagar exactamente qué sucedió y por qué", explicó el señor Eglin.

En mayo de 2015, el CICR debió evacuar su base anterior en Leer debido al deterioro de las condiciones de seguridad, y no había podido retornar de manera permanente hasta septiembre. Para octubre, estaba previsto efectuar una distribución de alimentos, pero los nuevos enfrentamientos impidieron que el CICR llevara a cabo sus actividades. El CICR no reanudará las operaciones en el condado de Leer hasta que mejoren las condiciones de seguridad y se reciban garantías de todas las partes correspondientes.

El CICR insta a todas las partes a respetar a la población civil y los bienes de carácter civil. En virtud del derecho internacional humanitario, los civiles y los heridos deben ser respetados, y se debe permitir que el personal médico y las instalaciones de salud, así como las organizaciones humanitarias, desempeñen sus funciones en condiciones de seguridad.

Más información:
Yamila Castro, CICR, Yuba, tel.: +211 923 158 196 / +211 912 360 038
Elodie Schindler, CICR, Ginebra, tel.: + 41 792 173 251 / +41 227 302 186