Todos las personas heridas o enfermas tienen derecho a recibir asistencia de salud en los conflictos armados

09 diciembre 2016
Todos las personas heridas o enfermas tienen derecho a  recibir asistencia de salud en los conflictos armados

Con ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos y las organizaciones firmantes hacemos oír nuestra voz en apoyo a la iniciativa Asistencia de salud en peligro. Renovamos enérgicamente nuestro llamamiento a respetar y proteger el derecho de las personas heridas y armadas a recibir asistencia de salud durante los conflictos armados y a poner fin a los ataques contra el personal y las instalaciones de salud.

En especial, exhortamos a que los Estados partes en los Convenios de Ginebra, cuyas normas tienen por objeto limitar la manera en que se libran las guerras y proteger a las personas heridas en los conflictos, adopten medidas en relación con esta problemática. Hace exactamente un año, esos Estados se reunieron en Ginebra para celebrar la XXXII Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Al adoptar la Resolución 4, " Asistencia de salud en peligro: seguir protegiendo juntos la prestación de la asistencia de salud", reiteraron su firme compromiso con la protección de las personas heridas y enfermas, el personal y las instalaciones de salud y los medios de transporte sanitarios.

Asimismo, hacemos un llamamiento a los Estados miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que se hicieron eco del compromiso expresado en la resolución 4 y que, en mayo de 2016, adoptaron la resolución 2286 sobre la protección de la asistencia de salud en los conflictos armados.
Pese a estos compromisos, los ataques a los servicios de asistencia de salud continúan sin tregua.

En Siria: en lo que va de 2016, la Organización Mundial de la Salud ha registrado más de 120 ataques a instalaciones de salud, que se suman a 135 ataques en 2015 y 93 en 2014. Pese a la actual escalada de las hostilidades y la desesperada situación de la población, sólo uno de los nueve hospitales de Alepo oriental sigue funcionando al 100% y cuatro están completamente fuera de servicio. El personal médico está exhausto y las reservas de insumos médicos se hallan en un nivel muy bajo. La parte oeste de Alepo tampoco se ha salvado de la violencia indiscriminada y los hospitales situados en esa zona luchan por hacer frente a la constante afluencia de pacientes.

En Yemen: desde que comenzó el actual conflicto en 2015, se han informado al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) más de 160 ataques a hospitales, clínicas y agentes de salud. Queda en funcionamiento menos de la mitad de las instalaciones de salud del país. En promedio, cada día mueren 20 personas, entre hombres, mujeres y niños, muchos de ellos a causa de heridas tratables y enfermedades curables, porque los medicamentos que necesitan no están disponibles y los hospitales no funcionan.

En Irak: el año pasado, los hospitales y otros centros de salud sufrieron daños, destrucción y saqueos, lo que ha impedido a los civiles obtener servicios médicos en las provincias gravemente afectadas por el conflicto. En algunas zonas, más del 45% de los profesionales de la salud han huido desde 2014. Los vehículos sanitarios han sufrido obstrucciones mientras se dirigían a instalaciones de salud y en algunos casos han sido utilizados indebidamente por los atacantes. Los símbolos de la protección y la asistencia médicas han sido profanados.

Afganistán, Libia, Sudán del Sur, y la lista sigue: los ataques contra los pacientes y los agentes de salud que atienden a personas heridas y enfermas durante los conflictos armados constituyen uno de los actos más atroces que amenazan nuestra humanidad común. Debido a esta violencia, innumerables personas resultan muertas o quedan discapacitadas; las parturientas no pueden llegar al hospital a tiempo porque las ambulancias que las van a buscar son atacadas; las personas mayores que sufren enfermedades crónicas no pueden recibir el tratamiento que necesitan; los niños no pueden recibir sus vacunas. Los bebés prematuros se deben retirar de las incubadoras después de los ataques aéreos contra el hospital y los médicos ven morir a sus pacientes por falta de medicamentos. Los pacientes y sus familiares, los trabajadores de salud y las comunidades en su conjunto pagan un precio terrible. Se debe poner fin a este proceder. En la guerra, hay normas que se deben cumplir.

Los Estados deben cumplir sus compromisos ahora mismo y poner fin a esta violencia.

Instamos a las partes en los conflictos actuales a respetar los hospitales y demás estructuras civiles y protegerlos de las hostilidades. Los gobiernos que pueden influir en las partes beligerantes deben presionarlas para que cumplan las obligaciones que les impone el derecho internacional humanitario.

Las partes en los conflictos deben respetar no solamente la inviolabilidad de las instalaciones médicas sino también la obligación ética que el personal sanitario tiene de tratar a todos los pacientes por igual, independientemente de quienes sean. Deben permitir que los insumos médicos lleguen a destino y que las personas que necesitan asistencia accedan a los centros de salud.

Deben investigar en forma completa, expeditiva, imparcial e independiente todos los incidentes en los que se haya obstruido la prestación de asistencia médica en condiciones seguras.

Deben instar a sus fuerzas militares a incorporar medidas de precaución para proteger a las personas heridas y enfermas, al personal y las instalaciones de salud y a los vehículos sanitarios a la hora de planificar y ejecutar sus operaciones militares.

Deben promover el conocimiento y el cumplimiento del derecho internacional humanitario y del derecho internacional de los derechos humanos. En colaboración con las instituciones pertinentes, deben difundir los Principios éticos de la asistencia de salud en tiempo de conflicto armado y otras situaciones de emergencia entre el público en general y entre las fuerzas armadas.

Hasta la guerra tiene límites. Todas las personas heridas y enfermas tienen derecho a recibir asistencia de salud, aun en una situación de conflicto.

Lista de firmantes

  • Alianza Internacional de Organizaciones de Pacientes
  • Asociación Médica Mundial
  • Comité Internacional de la Cruz Roja
  • Comité Internacional de Medicina Militar
  • Confederación Mundial de Fisioterapia
  • Consejo Internacional de Enfermeras
  • Federación Internacional de Estudiantes de Medicina
  • Federación Internacional de Hospitales
  • Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja
  • Federación Mundial para la Educación Médica
  • Médicos sin Fronteras