Ucrania: el presidente del CICR expresa su alarma ante el deterioro de las condiciones para los civiles en la línea del frente

10 marzo 2017

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, concluyó una visita de cinco días a Ucrania. En relación con el aumento drástico de los enfrentamientos en el este de Ucrania desde comienzos del año, expresó su alarma por las condiciones de vida de cientos de miles de personas que viven en pueblos y aldeas cercanos a la línea del frente.

"Cientos de miles de personas viven bajo la amenaza perpetua de bombardeos, disparos y minas terrestres. Su acceso a elementos básicos como la alimentación, el agua y la energía eléctrica se redujeron drásticamente", dijo el señor Maurer. "El funcionamiento de la estación de tratamiento de agua de Donetsk, de la que dependen decenas de miles de pobladores, registró repetidas interrupciones como consecuencia de los enfrentamientos. La semana pasada, por ejemplo, dejó de funcionar durante varios días y nuestros equipos comenzaron a distribuir agua mediante camiones: suministramos casi 150.000 litros en menos de una semana", dijo el señor Maurer. Reiteró el llamamiento del CICR a fin de que se establezcan una serie de "zonas de seguridad" para proteger mejor las instalaciones cruciales de suministro de agua, gas y electricidad en la línea del frente.

Además de la amenaza que representa para los civiles la escalada de las hostilidades, y de las condiciones de vida precarias en las que muchos viven, al CICR le preocupa también que la capacidad de desplazamiento de las personas se vea seriamente obstaculizada debido a la difícil situación en los pasos fronterizos. El señor Maurer instó a una "acción concertada" para mejorar la situación de los civiles que intentan cruzar la línea de contacto. A menudo estas personas tienen que esperar durante horas, expuestas al calor, al frío y a la amenaza de bombardeos y minas terrestres.

Durante su visita, el señor Maurer se reunió con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, y con otros altos funcionarios del gobierno ucraniano. También mantuvo encuentros con representantes locales de otros distritos de las regiones de Donetsk y Lugansk.

Al cabo de sus reuniones en Kiev, Donetsk y Lugansk, el señor Maurer reiteró su llamamiento instando a que los delegados del CICR dispongan de "acceso sistemático y sin obstáculos" a todos los detenidos en relación con el conflicto de Ucrania, de todas las partes.

Por otra parte, el señor Maurer se refirió a las personas desaparecidas en relación con el conflicto. "Hay un número elevado de personas – si bien nadie sabe exactamente cuántas, quizás entre 1.000 y 2.000 – desaparecidas a raíz del conflicto en el este de Ucrania. Encontrar respuestas y brindar apoyo a los familiares es una de nuestras prioridades", declaró.

"Nuestro diálogo con las autoridades sobre este tema es hasta ahora muy constructivo. Sin embargo, no debemos perder ímpetu. Contar con una herramienta para que las partes compartan información sobre personas desaparecidas será esencial para resolver casos", añadió el señor Maurer.

El CICR está dispuesto a actuar como intermediario neutral, entre las partes, en problemas humanitarios específicos. Desde el inicio del conflicto de Ucrania, ha adoptado esta función para ayudar a resolver una serie de temas relacionados con el suministro de agua, la detención y otras preocupaciones humanitarias fundamentales.

Para más información:
Sanela Bajrambašić, CICR, Kiev, tel.: +380 67 509 42 06
Jennifer Tobias, CICR, Ginebra, tel.: +41 79 536 92 48, jtobias@icrc.org