Afganistán: sanar las heridas de la guerra

19 noviembre 2014


Las mujeres suelen ser las que pagan el precio más alto de los conflictos. Farzana Sadat, de 28 años de edad, ha vivido la mayor parte de su vida en medio de la violencia. Cuando tenía catorce años, perdió una pierna al pisar una mina antipersonal cerca de su casa en Kabul. Cuatro meses después, recibía un miembro artificial en el centro de rehabilitación física del CICR en Kabul. Luego encontró trabajo en la lavandería del centro y ahora es la jefa del departamento de prótesis.