Siria: las víctimas de la violencia no reciben ayuda del exterior

13-05-2011 Entrevista

Béatrice Mégevand-Roggo es la jefa de Actividades Operacionales del CICR en Oriente Próximo y Oriente Medio. En esta entrevista, se refiere a la situación en Siria, a las principales preocupaciones del CICR en ese contexto y a las actividades de ayuda que está desplegando.

     

 
   
 
         

  ¿Cómo describiría la situación actual y qué es lo que más preocupa al CICR?  

Estamos siguiendo la situación muy de cerca, pero es difícil hacerse un panorama completo. La información con que contamos es limitada y, a veces, es complicado verificarla en forma independiente, ya que el acceso es bastante restringido, sobre todo a las ciudades donde se están llevando a cabo las manifestaciones. Se ha informado de muchos arrestos, lo que es preocupante. Los jueves han sido días de preocupación, y los viernes suelen ser días de luto, tanto en Siria como en otras partes de la región.

En este momento, al CICR le preocupan particularmente tres cuestiones. En primer lugar, se ha informado de que grandes números de personas han sido detenidas. En segundo lugar, el uso de la fuerza e stá provocando muchas víctimas, sobre todo los viernes. Todos los que participan en la violencia deben respetar la vida y la dignidad humanas en todo momento y, cuando emplean la violencia, deben limitarse lo más posible. 

En tercer lugar, se debe permitir que el personal médico y los voluntarios de la Media Luna Roja Árabe Siria que prestan primeros auxilios y trasladan a los heridos realicen sus tareas y salven vidas. El acceso a los heridos no debe obstruirse arbitrariamente, y se debe permitir a las ambulancias, así como a otros vehículos e instalaciones, cumplir su labor humanitaria.

Tenemos las mismas preocupaciones respecto de otros países de la región, en particular Yemen y Bahrein. Si bien la situación es diferente en cada país, los factores comunes son la manera en que se está empleando la fuerza, los ataques contra los servicios médicos y el hecho de que se les impida cumplir su tarea de salvar vidas.

  ¿Qué está haciendo la Institución para ayudar a las personas detenidas en relación con los disturbios que están produciéndose en la región?  

Lamentablemente, no tenemos acceso a los detenidos en Siria, y tampoco es posible hacerse una idea, en forma independiente, de cuántas personas están detenidas. Estamos realizando visitas en otros países de la región, como Jordania, Líbano, Túnez y Yemen. Esperamos poder comenzar pronto a visitar a personas detenidas en Bahrein. Actualmente estamos dialogando con el Gobierno sirio sobre la posibilidad de realizar visitas a detenidos en Siria, pero no puedo dar más detalles de nuestras negociaciones, ya que forman parte de nuestro diálogo confidencial con las autoridades. 

Lo que puedo decir es que hemos expresado en repetidas ocasiones nuestra disposición a ofrecer nuestras competencias en asuntos de detención. Estamos convencidos de que nuestras visitas podrían reducir la tensión, aunque tan sólo sea porque podremos llevar tranquilidad a las personas que están preocupadas porque tienen algún familiar desaparecido.

  ¿Qué actividades están realizando en favor de las personas afectadas por la violencia?  

     

Hasta ahora, hemos podido hacer muy poco en comparación con la magnitud de las necesidades, pero lo que hemos podido hacer fue posible, en gran medida, gracias a la Media Luna Roja Árabe Siria, que está muy arraigada en la sociedad siria y cuenta con una amplia red de personal y voluntarios muy comprometidos. Realizan una labor encomiable. Estamos trabajando con ellos en el terreno, lo cual es una gran ventaja.

Según la información que tenemos a disposición, lo que más se necesita son insumos para primeros auxilios y otros artículos médicos, además, de agua y alimentos. Nuestro objetivo es ayudar a todos los necesitados. Para ello, debemos tener acceso a los lugares donde se realizan las manifestaciones, porque allí es donde están las víctimas.

Hasta ahora, hemos podido visitar Daraa una vez, junto con la Media Luna Roja Árabe Siria y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, pero no nos ha sido posible llegar hasta Homs, Banyas y otros lugares. Sin embargo, continuamos dialogando con las autoridades sirias y esperamos que, a comienzos de la próxima semana, ya podamos visitar esos lugares con la Media Luna Roja Árabe Siria y entregar alimentos, leche para bebés e insumos para primeros auxilios. Mientras el CICR continúa esperando que le autoricen el ingreso en esas localidades, la Media Luna Roja Árabe Siria entrega alimentos y otros socorros, y traslada a los heridos.