Página archivada:puede contener información desactualizada

República del Congo: Los últimos desplazados regresan a sus hogares

20-04-2000 Comunicado de prensa 00/14

El martes 11 de abril fue un día especial en Mafuta. Unas 200 personas internamente desplazadas, que habían encontrado refugio en el campamento del CICR situado en las inmediaciones de Brazzaville, dejaron la capital congoleña y emprendieron el camino de regreso a sus pueblos de origen cerca de Mayama y Kindamba, en el norte de Pool. El CICR les facilitó transporte, así como víveres y otros artículos para ayudarles a instalarse.

Como otros miles de personas en el mismo caso, estos 200 desplazados llegaron a Brazzaville, el año pasado, huyendo del conflicto armado, y son los últimos de los 7.100 desplazados, que regresaron a sus lugares de origen, por carretera, tren o avión, con la ayuda del CICR. Tras su partida el martes, la Institución cerró el último de los cuatro emplazamientos para desplazados que administraba en la capital.

El mismo día, se abrieron en Kidamba un centro de alimentación terapéutica (para las personas que sufren de grave malnutrición) y una cocina popular (para proporcionar comidas a las personas en mejor estado de salud). En cinco días, 138 personas fueron admitidas en el centro de alimentación y 539 recibieron comidas en la cocina popular. Los beneficiarios son, en su mayoría, oriundos de Kidamba.

Los habitantes de las zonas rurales circundantes y de regiones más lejanas empezaron a llegar a Kidamba el viernes. Durante el fin de semana, los jefes comunitarios de los pueblos remotos fueron a decir a las personas que siguen escondidas en los bosques -muchas de las cuales padecen de malnutrición- que acudan a Kidamba para recibir asistencia. Según las informaciones recibidas por los delegados, el CICR teme que haya aún mucha gente necesitada en esas zonas.