Página archivada:puede contener información desactualizada

República del Congo: Una niña se reúne con su madre después de tres años de separación

20-07-2000 Comunicado de prensa 00/27

  Tras haber estado separada de su madre durante tres años, una niña congoleña de 11 años pudo reunirse con ella gracias al CICR. Alanga Cleves fue entregada efectivamente a sus familiares el día 5 de julio en Mborno, ciudad situada a más de 900 km al norte de Brazzaville. En mayo de 1997, la niña había huido de su poblado con su tía, a causa de la situación peligrosa que prevalecía en esa región.  

     

  Deambularon de poblado en poblado hasta llegar a la República Democrática del Congo. Tras nueve meses, la niña sufría nuevamente un golpe del destino: esta vez, quedó separada de su tía. Sin embargo, después de haber estado de paso en un campamento de refugiados desafectado y de caminar más de 400 km, logró regresar a su país natal, donde fue recogida en un poblado.  

     

  Informado de ello, el CICR la alojó, primeramente en Kinkala, después en Brazzaville, hasta que se pudo localizar y contactar a la madre de la niña. Entonces se emprendió el viaje de regreso, aunque no fácilmente, puesto que para llegar a Mborno, el equipo del CICR y la niña tuvieron que recorrer, durante varios días, una extenuante carretera, cruzando alambradas, 38 puentes improvisados, yendo a bordo de una embarcación que se anegaba. Por último, Alanga Cleves se reunió con su madre, a quien, para este acontecimiento, acompañaban todos los alborozados habitantes (unas 6.000 personas).