Brasil: frente a 79 mil nuevos registros de desapariciones, el CICR recomienda mayor coordinación a instituciones

Los datos provienen del Anuario Brasileño de Seguridad Pública divulgado este lunes (19), y vuelven a generar una alerta sobre el impacto humanitario de este fenómeno en el país

16 octubre 2020
Brasil: frente a 79 mil nuevos registros de desapariciones, el CICR recomienda mayor coordinación a instituciones
Foto: M.Cruppe/CICR

Brasilia (CICR) - El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ve con preocupación los 79.275 casos de desaparición registrados en 2019 – un promedio de 217 por día –y considera que es necesario coordinar los esfuerzos de las instituciones responsables y de la sociedad para responder a esta grave problemática humanitaria.

Los datos se presentaron este lunes (19) en el Anuario Brasileño de Seguridad Pública, en base a información de las secretarías estaduales de Seguridad Pública compiladas por el Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP) y muestran que los números siguen altos, con un promedio de más de setenta mil por año desde que el FBSP inició el relevamiento a pedido del CICR en 2017.

"Contar con información actualizada es fundamental para tener un panorama real de esta grave cuestión humanitaria, para actuar y para dar respuestas", afirma la jefa de la delegación del CICR en Brasil, Simone Casabianca-Aeschlimann. "Además, sabemos que hay un volumen significativo de casos que se han notificado en países en los cuales no existen mecanismos nacionales para coordinar esfuerzos destinados a esclarecer el paradero de las personas desaparecidas y a responder a las necesidades de sus familias, como en Brasil", agrega.

La pérdida o la desaparición de un ser querido siempre son devastadoras. Los familiares de personas desaparecidas sufren consecuencias económicas, sociales o jurídicas, además de impactos en su salud física y mental.

"Queremos ayudar a construir puentes aquí en Brasil también. Sabemos que hay muchas iniciativas interesantes, muchas personas calificadas y sensibles en el tema. Sabemos que hay miles de familiares de desaparecidos y muchos grupos organizados. Pero notamos que no están muy conectados, son como piezas sueltas de un rompecabezas", destaca la responsable del programa de personas desaparecidas de la delegación del CICR, Larissa Leite. "Queremos ayudar a que cada pieza sea valorada y esté unida, para que más familias reciban apoyo y respuestas sobre la desaparición de sus seres queridos."

El CICR trabaja para dar respuestas al problema de la desaparición de personas y a las necesidades de los familiares en cerca de 50 países. En Brasil, esta acción humanitaria comenzó en 2014. La organización actúa directamente con grupos de familiares y colabora con las autoridades nacionales y estaduales en Ceará, Río de Janeiro y San Pablo, compartiendo recomendaciones y conocimiento técnico, con la finalidad de que se adopten políticas que colaboren con la búsqueda y la protección de las familias y de las personas.

Una de las recomendaciones del CICR es establecer un mecanismo nacional, eficiente y participativo que se aboque a la búsqueda y localización de personas, así como a la identificación y correcta gestión de los fallecidos. La finalidad es contar con datos precisossobre las desapariciones y su tratamiento, sobre la base de política de protección adecuada.

Detrás de estas estadísticas, hay historias de personas como Vilma Lima, de San Pablo, que busca a su hijo Marcelo hace años. "Hay momentos en los que me siento muy débil, pero en otros me siento fuerte", cuenta. Aunque haya pasado por problemas graves de salud que comprometieron hasta su visión, no deja de buscar a su hijo, y además encuentra
fuerzas para cuidarse y apoyar a toda la familia. "Yo soy muy fuerte cuando se trata de luchar por mis hijos y por sus mis nietos. Tengo una fuerza interior muy grande a la hora de ayudar a un hijo o nieto que me necesita. Y siempre estoy a disposición."

Para más información:

Los Estados tienen la obligación de evitar que las personas desaparezcan, buscar y localizar a las personas desaparecidas, informar adecuadamente a las familias en todas las etapas del proceso de búsqueda y adoptar una respuesta integral con respecto a las necesidades de los familiares.

La pandemia de COVID-19 suma nuevos desafíos y complejidades a la problemática de la desaparición en la región. Además de las cuestiones relacionadas con la gestión adecuada de los restos mortales para evitar nuevas desapariciones, se han planteado otras dificultades para muchas familias cuyos procesos de búsqueda se interrumpieron debido a las restricciones de circulación adoptadas en la mayor parte de los países y al deterioro de su situación económica.

La ley 13.812 de 2019 definió como persona desaparecida a "todo ser humano cuyo paradero es desconocido, sin importar la causa de su desaparición, hasta que su recuperación e identificación se hayan confirmado por vías físicas o científicas".

Para los editores

· Pueden descargar aquí fotografías sobre la cuestión de las personas desaparecidas y sus familiares. El uso de los imágenes es gratis, pero solicitamos que se outorgue crédito según el documento de identificación de las fotos en adjunto.
· Organizamos entrevistas con expertos del CICR.
· Organizamos entrevistas con familiares de personas desaparecidas.

Para más información:
Diogo Alcântara, CICR, Brasilia, +55 (61) 98248-7600, dalcantara@icrc.org
Sandra Lefcovich, CICR, Brasilia, +55 (61) 98175-1599, slefcovich@icrc.org
WhatsApp (inscríbase para recibir anuncios de pauta): http://whats.link/cicvbrasil