El presidente del CICR llama a que el mundo abra los ojos al sufrimiento en Yemen

11 agosto 2015
El presidente del CICR llama a que el mundo abra los ojos al sufrimiento en Yemen

El presidente del CICR, Peter Maurer, habló del horror que causa el sufrimiento de que ha sido testigo en Yemen. Durante su visita de tres días en este país, el señor Maurer estuvo en diferentes zonas de las provincias de Saná y Adén, afectadas por el conflicto. Asimismo, se reunió con altos funcionarios.

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, habló del horror que causa el sufrimiento de que ha sido testigo en Yemen. Durante su visita de tres días en este país, el señor Maurer estuvo en diferentes zonas de las provincias de Saná y Adén, afectadas por el conflicto. Asimismo, se reunió con altos funcionarios.

"La situación humanitaria en Yemen es realmente catastrófica. Todas las familias sin excepción se han visto afectadas por el conflicto, y la situación a la que tienen que hacer frente es cada día peor. El mundo tiene que abrir los ojos a lo que está ocurriendo en este país", dijo el señor Maurer.

Se calcula, que, desde el mes de marzo, el conflicto ha provocado más de 4.000 muertos y 19.000 heridos. Asimismo, 1,3 millones de personas han tenido que abandonar sus viviendas.

"Los efectos combinados de los intensos enfrentamientos y las restricciones presupuestarias tienen graves repercusiones en la asistencia de salud", añadió el señor Maurer. "Los establecimientos de salud han sido objeto de múltiples ataques o han sufrido daños colaterales. Dado que no reciben medicamentos, es prácticamente imposible atender a los pacientes. Otra consecuencia de la inseguridad es la suspensión de las campañas de vacunación, y llegar a los hospitales es, por supuesto, toda una aventura a causa de los enfrentamientos. Es una terrible espiral descendente que pone en peligro la vida de miles de personas".

Desde enero, el CICR ha proporcionado agua a dos millones de personas y alimentos y otros bienes de primera necesidad a más de 100.000 personas. Ayuda a los establecimientos de salud entregándoles suministros y equipamiento que necesitan con urgencia y poniendo a su disposición los servicios de equipos quirúrgicos especializados en el tratamiento de las heridas de guerra. Sin embargo, el señor Maurer añadió que esto era todo lo que podían hacer las organizaciones humanitarias.

"Esta situación no puede prolongarse. Yemen se está derrumbando. Es urgente que se dé libre paso a las mercancías tanto en el interior del país como en sus fronteras. Se debe facilitar la entrega de alimentos, agua y medicamentos. Pero hace falta mucho más que esto. Lo más urgente es dar con una solución política", dijo el presidente del CICR.

El CICR tiene oficinas en Saná, Adén, Saada y Taiz. La Institución tiene más de 250 empleados en Yemen, de los cuales, 45 son internacionales. El presupuesto de 2015 para sus operaciones en Yemen se ha duplicado desde que comenzó el año, y asciende hoy a 56 millones de francos suizos.

Para más información:

Rima Kamal, CICR, Saná, tel.: +967 1 21 38 44 o + 967 73 607 19 67
Adnan Hizam, CICR, Saná, tel.: + 967 73 372 16 59
Ewan Watson, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 33 45 o +41 79 244 64 70