Equipos quirúrgicos móviles del CICR: atención emergencia en todo Sudán del Sur

14 agosto 2015
Equipos quirúrgicos móviles del CICR: atención emergencia en todo Sudán del Sur
Sudán del Sur. Un equipo quirúrgico móvil en acción. CC BY-NC-ND/CICR/Yamila Castro

En junio y julio de este año, los equipos quirúrgicos móviles del CICR realizaron más de 600 cirugías de emergencia en Sudán del Sur, y llevan más de 6.000 desde el comienzo de la crisis, en diciembre de 2013.

Mientras el conflicto continúa, el CICR facilita permanentemente la evacuación de los heridos y les brinda atención médica y quirúrgica de emergencia a ambos lados del frente. Kerry Page, coordinadora de salud del CICR en Sudán del Sur, relata las últimas novedades sobre la labor de los equipos quirúrgicos móviles y cuenta los desafíos que afrontan los profesionales sanitarios en ese país.

"Ahora mismo, tenemos cinco equipos quirúrgicos móviles activos en todo el país. Tienen un amplio espectro de aptitudes y pueden realizar toda clase de procedimientos quirúrgicos, desde cesáreas a cirugías complejas de tórax o abdomen", explicó la señora Page. Cada uno de los equipos se compone de un cirujano general, un anestesista y tres enfermeros, y a menudo cuentan con el apoyo de un fisioterapeuta. Debido a las difíciles condiciones laborales y de vida, principalmente en lugares remotos, el personal de los equipos quirúrgicos móviles cumple misiones cortas, de entre dos y seis meses de duración.

"Uno de los mayores desafíos que afrontamos en la actualidad en Sudán del Sur es la falta de capacidad médica local. No se puede enviar a los pacientes a otras estructuras de salud o especialistas en el país, así que nuestros equipos tienen que poder diagnosticar y tratar sobre el terreno todo tipo de patologías, con medios muy limitados", señaló la señora Page.

En Yuba, los equipos quirúrgicos móviles trabajan en el Hospital Militar desde el comienzo del conflicto y gestionan un quirófano y una sala con 40 camas, además de capacitar al personal y aportar material quirúrgico y medicamentos. El CICR también ha brindado apoyo para la apertura de un banco de sangre.

Sudán del Sur. Clínica de cirugía móvil. CC BY-NC-ND/CICR/Yamila Castro

Nuestros equipos médicos llevaron a cabo, asimismo, actividades pediátricas y quirúrgicas en el Hospital Universitario Malakal hasta febrero de 2014, cuando el recrudecimiento de los enfrentamientos obligó a cerrar el hospital.

En Maiwut, un equipo quirúrgico móvil comenzó a trabajar en diciembre en el Hospital del Condado. Esa estructura, el único centro de salud activo en el sur del estado de Nilo Superior, permite que casi 120.000 personas tengan acceso a cuidados médicos y quirúrgicos. Una partera, un médico, una enfermera pediátrica y un director de programa se han sumado al equipo para reforzar la capacidad del equipo de salud del condado y dar apoyo al hospital a largo plazo.

Un equipo quirúrgico adicional se envía a menudo a Old Fangak para tratar principalmente a heridos de guerra, mientras que otro equipo va a ser enviado a Waat en las próximas semanas.

Sin embargo, la logística, las condiciones meteorológicas y el empeoramiento de la situación de seguridad en algunas zonas restringen todavía de manera importante el trabajo de los cirujanos móviles. El transporte de personal, pacientes y materiales se hace principalmente por avión o helicóptero, lo cual es todavía más difícil durante la temporada de lluvias. Entre herramientas de esterilización, instrumentos médicos y artículos para la vida cotidiana, el equipamiento de un equipo móvil pesa aproximadamente 1.500 kg.

Los ataques recientes han obligado también al CICR a suspender el envío de equipos quirúrgicos móviles a varios lugares, como los hospitales de Leer y Kodok. "Esperamos volver a esas zonas en cuanto la situación lo permita, pero la asistencia y las evacuaciones médicas deben realizarse con seguridad tanto para los pacientes como para el personal", señaló la señora Page.

Sudán del Sur. El transporte de personal, pacientes e insumos médicos se realiza principalmente por avión o helicóptero. CC BY-NC-ND/CICR/Yamila Castro

En los dos últimos meses, el CICR ha evacuado a 86 personas, mientras que muchos otros heridos siguen sobre el terreno a la espera de asistencia médica urgente.

En diversas ocasiones y en muchas ciudades y pueblos de Sudán del Sur, las instalaciones de salud han sufrido daños, mientras que varios trabajadores sanitarios y sus pacientes han resultado heridos o muertos.

El CICR recuerda a todas las partes en conflicto que deben tomar precauciones al llevar a cabo operaciones militares, para evitar o reducir el mínimo la pérdida de vidas humanas, las lesiones a civiles y los daños a estructuras civiles.

Según el derecho internacional humanitario, el personal de salud, las instalaciones y el transporte sanitario se deben respetar y proteger en todas las circunstancias en el ejercicio de su función humanitaria.