Informe Anual México 2019

En 2018, las altas tasas de violencia en México siguieron causando sufrimiento y graves consecuencias humanitarias. Esta violencia ha resultado en homicidios (34.202 en todo el año; 23,10 por cada 100.000 habitantes), heridos, desaparecidos, desplazados y emigrantes. También ha afectado a la provisión de servicios básicos educativos y de asistencia a la salud de la población.
Artículo 22 mayo 2019 México

En el punto de mira:

Una nueva etapa en la búsqueda de personas desaparecidas

Por Jordi Raich, jefe de la Delegación Regional para México y América Central

45.000 minutos de esperanza no bastan

Por Martienus De Boer, jefe adjunto de la Delegación Regional del CICR para México y América Central

Introducción:

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) es una organización humanitaria que trabaja de manera imparcial, neutral e independiente. Tiene la misión de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia. El CICR se esfuerza en prevenir el sufrimiento y mejorar el respeto a los derechos fundamentales de las personas mediante la promoción y el fortalecimiento de las leyes y de los principios humanitarios universales.

La Delegación Regional para México y América Central tiene su sede en Ciudad de México y oficinas permanentes en San Salvador, Tegucigalpa, Ciudad de Guatemala y Managua.

En México, el CICR inició sus actividades en 1994, después de que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) lanzara una serie de acciones armadas contra el Estado mexicano en Chiapas. Ya entonces, el CICR obtuvo la autorización para visitar a las personas detenidas en relación con los enfrentamientos. En 2002, el Gobierno de México y el CICR firmaron un acuerdo de sede y se estableció la Delegación Regional para México y América Central.

La institución colabora estrechamente y trabaja en coordinación con la Cruz Roja Mexicana para dar respuesta a las necesidades humanitarias de las comunidades afectadas por la violencia y de las personas migrantes. Concretamente, las actividades principales de la institución se enfocan en dar respuesta a las necesidades de las:

problemáticas méxico

El CICR también trabaja con las fuerzas de seguridad en la difusión y la integración de las normas y los estándares internacionales aplicables a las operaciones para hacer cumplir la ley, y las sensibiliza en relación con diversos temas humanitarios.

 
58 escuelas
participaron en programas implementados por la Cruz Roja Mexicana y el CICR
Más de 5.000 alumnos y 174 profesores
se beneficiaron con el lanzamiento del programa Club Mundos, de formación en principios humanitarios con el Instituto Nacional Electoral (INE).
100 profesionales de la salud
participaron en 3 cursos de formación especializada en apoyo a personas heridas por arma de fuego y explosivos en Acapulco, Veracruz y Cuauhtémoc (Chihuahua).
100.000 llamadas telefónicas
ofrecidas a migrantes desde 62 puntos operados por casas de migrantes y la Cruz Roja Mexicana;
18.500 personas migrantes
se beneficiaron de mejoras en los servicios de infraestructura de 14 albergues administrados por ONGs y que reciben apoyo del CICR.
39.000 migrantes han recibido folletos
con mensajes de autocuidado entregados en México y Centroamérica.
26.000 migrantes recibieron apoyo
en salud por parte de la Cruz Roja Mexicana y del CICR en 8 puntos de asistencia.
56 personas migrantes amputadas
recibieron asistencia para rehabilitación física, así como órtesis y/o prótesis con apoyo de la Cruz Roja Mexicana.
Casi 800 personas migrantes
visitadas en las estaciones migratorias de Iztapalapa, La Ventosa, Mexicali, Saltillo, San Luis Potosí, Tapanatepec y Tijuana.
120 dirigentes de 65 colectivos de familias de personas desaparecidas
y 30 expertos de la sociedad civil y de organizaciones internacionales participaron en dos encuentros nacionales para establecer las prioridades de implementación de la Ley General de en Materia de Desaparición de Personas a nivel nacional y estatal.
800 nichos para personas fallecidas
sin identificar construidos en Guerrero y 2 osteotecas construidas en Guerrero y Puebla.
215 especialistas forenses y funcionarios judiciales
capacitados en disciplinas forenses y en la implementación de la Ley General en Materia de Desaparición de Personas.
120 entrevistas a personas privadas de libertad
durante 15 visitas a cuatro centros de detención
3.400 miembros de las Fuerzas Armadas
entre ellos 400 mandos, recibieron formación en uso de la fuerza y 63 oficiales fueron capacitados como formadores.
62 miembros de la Policía Federal
asistieron a cursos sobre derechos humanos y principios humanitarios aplicables a la función policial.
120 participantes en 2 cursos
de formación en DIH para funcionarios públicos, académicos y estudiantes.
6.200 voluntarios
capacitados en gestión de riesgos y en cómo mejorar la aceptación de la Cruz Roja