En la República Democrática del Congo, nuevos hechos de violencia generan aún más desplazamientos

10 octubre 2017
En la República Democrática del Congo, nuevos hechos de violencia generan aún más desplazamientos
En 2016, el CICR repartió alimentos entre mil setecientos cincuenta desplazados y familias de residentes en Mushangi. CC BY-NC-ND / CICR / Julie Schnieder

La República Democrática del Congo es el segundo país más grande de África y cuenta con importantes riquezas minerales. Sin embargo, también es uno de los países más pobres del mundo y ha estado asolado por los conflictos la mayor parte de los últimos veinte años.

Décadas de inestabilidad, conflictos armados, violencia en las comunidades han hecho que millones de personas quedaran a merced de violaciones del derecho internacional humanitario.

Las personas han soportado incontables sufrimientos, incluidos desplazamientos, separaciones de sus familias, saqueos, abusos, lesiones o muertes violentas. De acuerdo con el Informe Global sobre Desplazamiento Interno 2017, elaborado por el Centro de Seguimiento de los Desplazados Internos:

Durante 2016, en la República Democrática del Congo, se produjeron novecientos veintidós mil desplazamientos —la cifra más alta del mundo— a causa de ataques y conflictos armados, y, sin embargo, la crisis recibió relativamente poca atención internacional.

Para finales de 2016, se estima que 6,9 millones de personas necesitaron asistencia humanitaria en forma urgente, entre ellos, más de 4,2 millones de niños. En la actualidad, hay 3,8 millones de desplazados que están lejos de sus hogares, pero dentro del país.

La atención reciente que despertó la República Democrática del Congo se ha centrado en la región de Kasai, que comprende nueve de las veintiséis provincias de dicha república democrática.

Desde agosto de 2016, la violencia y los disturbios han destrozado la región y han causado miles de muertes en el proceso. El sistema de salud se desmorona, y, a causa de los enfrentamientos, cerca de 1,6 millones de personas se vieron forzadas a huir de sus hogares.

A pesar de todo ello, sin embargo, la situación humanitaria en la República Democrática del Congo continúa recibiendo muy poca atención de la comunidad internacional.

El hecho de que el país haya tenido el número más alto de desplazados internos nuevos a nivel mundial registrado en 2016 no apareció en los titulares.

Mientras tanto, la población civil continúa soportando las consecuencias de los conflictos armados en los que participan fuerzas y grupos armados, milicias y facciones, mientras que sus necesidades en materia de protección continúan, en gran medida, desatendidas. La República Democrática del Congo es una de las operaciones más grandes del CICR en África y es, también, una de las que recibe menos financiación.

APOYA NUESTRO TRABAJO

Suscríbase a nuestro boletín