Sudán del Sur: sin acuerdo de paz, continuarán las tácticas de tierra arrasada y el sufrimiento de la población civil

10 septiembre 2018

Ginebra (CICR) – La firma de un acuerdo de paz entre las partes beligerantes de Sudán del Sur es un indicio esperanzador sobre la posibilidad de encontrar una solución sostenible para un conflicto cuyas consecuencias trágicas han afectado a millones de civiles.


Es importante que toda solución política tenga en cuenta las necesidades cotidianas de la población de Sudán del Sur, en particular de los grupos marginados como las mujeres, dijo Dominik Stillhart, director general de Actividades Operacionales del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"El costo humano del conflicto incesante en Sudán del Sur ha causado una catástrofe humanitaria dentro del país. No es una hipérbole. Es la realidad," afirmó Stillhart, quien viajó a Sudán del Sur la semana pasada para conversar con los residentes y ver las actividades operacionales del CICR.

Los civiles no deberían ser quienes sufren las peores consecuencias del conflicto, pero en Sudán del Sur suele ser así. En lo que va del año, el CICR ha recibido en sus hospitales a 69 niños y 47 mujeres con heridas por armas.Numerosos miles de niños se ven privados de asistir a la escuela; muchos están separados de sus familiares.

Para las mujeres, el conflicto ha sido particularmente brutal. Deben afrontar la lucha por la supervivencia de sus familias, huyendo con sus hijos y procurando conseguir alimentos. Miles han sufrido violaciones o agresiones sexuales. El CICR insta a las partes en la mesa de negociación a que se cercioren de que todo acuerdo tenga en cuenta sus necesidades, así como las de otros grupos marginados.

"La experiencia de los últimos cinco años nos dice que, sin un alto el fuego, las tácticas de tierra arrasada probablemente continuarán: hemos visto una falta de consideración continua y sistémica del derecho internacional humanitario y de los civiles que el derecho protege," expresó Stillhart. "Las organizaciones de asistencia pueden prestar ayuda, pero no pueden poner fin a la violencia y al desplazamiento que la población de Sudán del Sur sufre desde hace cinco años; únicamente una solución política puede lograrlo."

Hechos y cifras

  • De enero a junio de 2018, el CICR distribuyó 29.700 raciones mensuales de alimentos a más de 223.000 personas, entregó semillas y herramientas de labranza a 158.000 personas y aparejos de pesca a 103.000 personas.
  • El CICR realizó 1.735 intervenciones quirúrgicas, evacuó a 316 personas con heridas relacionadas con el conflicto, atendió consultas de más de 75.000 pacientes, mejoró el acceso al agua potable en favor de aproximadamente 273.000 personas y visitó alrededor de3.600 detenidos.
  • Junto con la Cruz Roja de Sudán del Sur, este año, hemos facilitado más de 29.000 llamadas telefónicas entre familiares y sus seres queridos. También hemos reunido a 33 personas, incluidos niños, con sus familiares.
  • Difundimos los conocimientos y promovemos el respeto del derecho internacional humanitario. Este año, más de 1.500 militares y cerca de 1.500 policías recibieron formación en esta materia.
  • El CICR lleva a cabo actividades en Sudán del Sur -inicialmente en el sur de Sudán y más tarde en la república independiente- en forma permanente desde hace 38 años.

    Contactos:
    Crystal WELLS, ICRC Nairobi, tel: +254 716 897 265
    Erika TOVAR, ICRC Juba, tel: +211 912 170 275