Sri Lanka: las personas afectadas por el conflicto pasado recuperan la estabilidad económica

  • Kavitha (29 años) es madre de dos niños pequeños. Es viuda; perdió a su marido en el conflicto. Abrió una pequeña tienda de comestibles con la subvención en efectivo para iniciativas microeconómicas y, con el dinero que gana, puede solventar los gastos diarios del hogar y ahorrar para el futuro de sus hijos.
    CICR/Kamil
  • Tharmalingam (64 años) sufrió heridas graves en la pierna durante el conflicto. También perdió su casa y la tierra que cultivaba para obtener un ingreso. Agricultor experto, utilizó la subvención en efectivo para iniciativas microeconómicas para retomar sus tareas agrícolas. Se ocupa del cultivo de frutas y verduras hasta la cosecha, con la que puede obtener un ingreso para cuidar de su esposa y de sus dos hijas jóvenes.
    CICR/Kamil
  • Sellamma tuvo que criar a sus tres nietos cuando el padre de los niños desapareció y la madre se suicidó. Los ayuda con el ingreso que obtiene de la cría de aves de corral y de la venta de arroz machacado. Comenzó ambos emprendimientos con la subvención en efectivo para iniciativas microeconómicas. Mientras se ocupa de sus quehaceres diarios, Sellama tiene que hacer frente a la muerte de su hija, así como también a la ausencia de sus dos hijos desaparecidos y de su marido, que murió.
    CICR/Kamil
  • Arjunan es un pescadero ambulante y es, a la vez, proveedor y vendedor de su emprendimiento. Aunque perdió un brazo durante el conflicto, esto no le impide desplazarse entre 10 y 12 km todos los días para comprar el pescado que necesita para vender. Espera poder ahorrar lo suficiente para empezar a cultivar y aumentar sus ingresos.
    CICR/Munafeer
  • Sathiyaseelan, un rehabilitado liberado, trabaja duro para desarrollar su negocio de productos lácteos y aves de corral. Junto con su esposa, planean construir una casa con sus ahorros.
    CICR/Kamil
  • Selvarasa era pescador hasta que perdió las dos piernas durante el conflicto. La canoa que recibió a través del programa de apoyo a los medios de sustento centrado en la comunidad le ayudó a retomar su modo de vida, porque va a pescar en ella junto con su hijo. Repara redes de pesca para ganar un poco más y poder ahorrar para la educación superior de su hijo.
    CICR/Lyanne
  • Rohana Athula era un granjero antes de ser desplazado. Regresó a su casa después de finalizado el conflicto y reanudó sus tareas agrícolas con el apoyo que recibió a través programa de apoyo a los medios de sustento centrado en la comunidad. "Las semillas de arroz y el equipamiento agrícola que recibimos nos ayudaron, tanto a mí como a otros agricultores de esta comunidad, a comenzar a cultivar arroz nuevamente", dijo Rohana. "Podemos mantener a nuestras familias y estoy feliz de haber podido comprar un televisor, que mis niños disfrutan."
    CICR/Kamil
14 junio 2016

Años después de finalizado el conflicto en Sri Lanka, las familias más vulnerables siguen luchando para satisfacer sus necesidades económicas básicas. Algunos han perdido el sostén de la familia, mientras que otros sufrieron lesiones de por vida, fueron desplazados o tienen un familiar detenido, desaparecido o rehabilitado liberado. Estas familias necesitan ayuda para llegar a fin de mes.

En Sri Lanka, el CICR responde a las necesidades de algunas de las familias más vulnerables, para proporcionarles los medios de adquirir lo básico y recuperar una vida digna. Ayudamos a las familias vulnerables en el norte y el este del país para que inicien un pequeño emprendimiento de su elección a través de nuestro programa de iniciativas microeconómicas, que se lleva a cabo de acuerdo con el programa de empoderamiento comunitario del gobierno de Sri Lanka. Un miembro de la familia recibe una subvención en efectivo y la formación básica para desarrollar este emprendimiento como una fuente sostenible de ingresos.

Las comunidades vulnerables reciben el apoyo necesario para iniciar actividades que generen ingresos a través de nuestro programa de apoyo a los medios de sustento centrado en la comunidad, formulado para satisfacer las necesidades específicas en los sectores de la pesca, la agricultura, la ganadería y los pequeños emprendimientos. El programa se lleva a cabo a través de organizaciones locales basadas en la comunidad, lo que asegura la apropiación del proyecto y garantiza su sostenibilidad a largo plazo.