Ucrania: desinformación sobre las actividades del CICR

Comunicado de prensa 26 marzo 2022 Ucrania

Ginebra (CICR) – A lo largo de los últimos días, ha circulado información falsa sobre el CICR que debemos aclarar, ya que podría tener efectos negativos en las personas afectadas por el conflicto en Ucrania. Esta desinformación también expone a riesgos a los voluntarios y al personal de la Cruz Roja en el terreno y podría disminuir nuestro acceso a quienes necesitan ayuda urgente.

Por estos motivos, debemos abordar directamente esta desinformación.

El CICR nunca ayuda a organizar ni ejecutar evacuaciones forzadas. Esto es válido para cualquier lugar donde trabajemos. No apoyaríamos ninguna operación que fuera en contra de la voluntad de las personas y de nuestros principios. Hemos participado en dos evacuaciones en Ucrania. Tuvieron lugar en Sumy, los días 15 y 18 de marzo, y facilitamos la salida voluntaria de personas civiles de esa ciudad. En ambas ocasiones, las personas evacuadas tomaron autobuses por su propia voluntad para dirigirse a otra ciudad ucraniana, Lubny.

Hemos fortalecido nuestra respuesta mediante el despliegue de más equipos en Ucrania, así como en los países vecinos, en particular, Hungría, República de Moldova, Polonia, Rumania y Federación de Rusia, para apoyar nuestras operaciones y responder eficazmente a las necesidades humanitarias donde surgen. En el marco de este incremento de las actividades, también estamos analizando la posibilidad de abrir una oficina en Rostov, en el sur de Rusia, donde no tenemos oficina por el momento.

A lo largo de los últimos diez días y en el marco de los esfuerzos diplomáticos del CICR, el presidente de la institución, Peter Maurer, viajó a Ucrania y a Rusia, donde se reunió con representantes de ambos países para abordar cuestiones humanitarias.

Es esencial entablar y mantener el diálogo con las partes en conflicto para obtener acceso a todas las personas afectadas, con las garantías de seguridad necesarias para que nuestros equipos presten ayuda vital. Este diálogo también sirve para recordar a las partes las obligaciones que tienen en virtud del derecho internacional humanitario, en particular, las visitas humanitarias del CICR a los prisioneros de guerra y a otras personas protegidas por los Convenios de Ginebra, donde sea que se encuentren.

Nuestro único objetivo es aliviar el sufrimiento de las personas afectadas por el conflicto armado. Y el sufrimiento ahora es enorme, ni más ni menos. Se trata de una situación extrema de vida o muerte, en la que la población se halla ante opciones imposibles: quedarse o huir, renunciar a comer o exponerse al peligro de salir de los sótanos para buscar comida.

Tenemos la firme determinación de incrementar fuertemente nuestra respuesta a la devastadora crisis humanitaria que está desplegándose en la región. Aquí podrá encontrar información actualizada sobre nuestras actividades.

Nota para los editores:

1. Establecido en 1863, el CICR despliega actividades en todo el mundo para ayudar a las personas afectadas por conflictos y por violencia armada, así como para promover el derecho que protege a las víctimas de las guerras. Es una organización neutral, imparcial e independiente, cuyo cometido le fue asignado en los Convenios de Ginebra de 1949. Tiene su sede en Ginebra, Suiza, y trabaja en más de cien países.

2. El CICR ha estado presente en Ucrania desde 2014, con un equipo de más de 600 miembros. En estrecha cooperación con la Cruz Roja de Ucrania y con nuestros socios del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, estamos incrementando nuestra respuesta a las amplias y crecientes necesidades humanitarias en Ucrania.