Sudán

Aunque la suspensión de sus actividades en Sudán se levantó a finales de 2014, y pese al hecho de que se han entregado grandes cantidades de ayuda en 2015 (entre otros, a comunidades que viven en las montañas de Jebel Marra o alrededor de estas), el CICR no ha podido reanudar plenamente sus operaciones por ahora. Las conversaciones con las autoridades de Sudán para la reanudación plena de las actividades del CICR en ese país se han prolongado más de lo inicialmente previsto. Sin embargo, el CICR mantiene su decisión de llevar adelante más actividades y, con ese objetivo, mantiene una actitud proactiva en relación con las autoridades sudanesas. En 2015 se han firmado acuerdos de proyecto con la Media Luna Roja Sudanesa, para llevar a cabo actividades conjuntas en relación con la comunicación, la formación en derecho internacional humanitario y la reunión de familiares separados por el conflicto. Además, el CICR apoya el programa de rehabilitación física de la Autoridad Nacional de Prótesis y Órtesis, a la que brinda asesoramiento técnico y materias primas importadas para mejorar la calidad de los servicios para las personas con discapacidades en Sudán.

Noticias
En cifras

Entre enero y septiembre de 2015:

  • 258.400
    personas que viven en y cerca de Jebel Marra se beneficiaron de la distribución de semillas y herramientas
  • 109.600
    personas se beneficiaron del acceso al agua potable gracias a la reparación de sistemas de provisión hídrica en zonas rurales
  • 16.000
    personas recibieron atención en hospitales que tienen apoyo del CICR
  • 180.000
    El CICR distribuyó 7.000 paquetes de artículos domésticos de primera necesidad (lonas, bidones, baldes, colchonetas, ropa, jabón y mantas). Estos paquetes beneficiaron a más de 180.000 personas.
  • 113
    A fin de restablecer elcontacto entre familiares, 113 personas desaparecidas fueron localizadas y dos niños sudaneses que residían en Sudán del Sur fueron repatriados.
  • 989
    La construcción de un dormitorio con 20 camas en Nyala permitió que los socorristas albergaran y trataran a 989 personas con discapacidades.
  • 8.000
    Con el fin de abastecer de agua potable a la población de los campamentos de refugiados del Nilo Blanco, el CICR prestó ayuda económica e instaló 8 contenedores de agua, que beneficiaron diariamente a más de 8.000 personas.
  • 5.000
    Para frenar la propagación de malaria en las zonas rurales de Darfur, el CICR distribuyó 5.000 mosquiteros entre mujeres embarazadas y niños.
  • 31.200
    Debido a la persistencia del hambre en Sudán, el CICR distribuyó alimentos entre unas 31.200 personas desplazadas.
  • 50
    El CICR prestó ayuda a 50 personas con discapacidad para que pudieran iniciar una actividad rentable y ganarse el sustento.

Suscríbase a nuestro boletín