• En el salón comunitario, se realiza la entrega de los restos por parte de los antropólogos a los familiares, quienes a su vez firman el acta correspondiente.
    • En el salón comunitario, se realiza la entrega de los restos por parte de los antropólogos a los familiares, quienes a su vez firman el acta correspondiente.

      Perderlo todo menos la esperanza. Catarina Mauricio Ignacio llora al recordar cuando perdió a su esposo y sus dos hijas. Lucas Mauricio Guillen huyó en 1982 con Catarina y sus dos hijas, Angelina y Eulalia, de 3 y 5 años. En el camino, una patrulla militar les disparó. Las niñas murieron en el acto; Lucas, herido, siguió en la huida con Catarina. Falleció en México a los tres días, por la gravedad de las heridas de bala.
      © CICR / D. Hernández-Salazar
  • Catarina, junto a otros cinco familiares, escuchan atentamente la lectura del acta por la cual se hace entrega de los restos, ropa y objetos de 17 personas que no lograron ser identificadas individualmente por encontrarse en fragmentos pequeños.
    • Comunidad en la vida y comunidad en la muerte.Catarina, junto a otros cinco familiares, escuchan atentamente la lectura del acta por la cual se hace entrega de los restos, ropa y objetos de 17 personas que no lograron ser identificadas individualmente por encontrarse en fragmentos pequeños. En el acta se especifica que se trata de un contexto cerrado; esto significa que los familiares conocen los nombres de todas las personas que fallecieron en Yaltoya, Yalambojoch.
      © CICR / D. Hernández-Salazar
  • Los restos de los seres queridos son colocados delicadamente por los antropólogos de CAFCA. En silencio, familiares rezan y acompañan. Finaliza un ciclo que da continuidad a otro, el de la memoria.
  • Antes de iniciar la misa, con velas y flores, familiares adornan los féretros a la par del altar. En concordancia con a la espiritualidad de los mayas, la comunidad acompaña a los familiares y los apoya durante la ceremonia.
  • Procesión con flores partiendo de la plaza central hacia el cementerio.
  • Familiares en su recorrido hacia el mausoleo que ha sido especialmente construido para el entierro de sus seres queridos. Aunque es una travesía de mucha tristeza, los familiares sienten paz por haber podido dar sepultura a sus deudos según sus costumbres.
  • La comunidad de Yalambojoch se recoge durante un entierro de personas desaparecidas durante los años '80. Desde el 2003, la Misión del CICR en Guatemala apoya a familiares de víctimas de la desaparición para encontrar, identificar, enterrar y ayudar sobrellevar el luto entre las víctimas.
  • Los familiares, en paz luego de cerrar el capítulo doloroso de su vida, miran hacia el futuro enfrentando los retos que se les presentan, en una tierras fértiles pero alejadas de apoyo, donde las futuras generaciones crecen recordando el pasado que afectó su pueblo.

  • Secciones relacionadas