Intensificación de las actividades del CICR en el este de Ucrania

11 diciembre 2014

Conforme se cierne el invierno, el CICR intensifica sus actividades en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk para ayudar a las personas afectadas por el conflicto. La Institución se había visto obligada a reducir sus operaciones en esa zona tras la trágica muerte de uno de sus miembros del personal a comienzos de octubre.

"Desde principios de diciembre, nuestro personal ha podido reanudar las actividades en Donetsk y Lugansk", precisó el jefe de Actividades Operacionales del CICR para Europa y Asia Central, Laurent Corbaz. "Seguimos manteniendo un diálogo constructivo con el Gobierno ucraniano y las autoridades locales en el este del país para ampliar nuestras actividades y garantizar la seguridad de nuestro personal. La situación todavía es sumamente inestable y tenemos que proceder con cautela. No obstante, el invierno ha llegado y nos esforzamos por atender las acuciantes necesidades de la población".

Habida cuenta de que numerosos edificios de apartamentos y casas, en las regiones de Donetsk y Lugansk, sufrieron daños a raíz de los bombardeos y quedaron inhabitables de cara al invierno, el CICR proporcionó vidrio y material para la construcción de tejados a fin de reparar más de 7.000 apartamentos en la región de Donetsk. En las últimas semanas, el CICR y la Cruz Roja de Ucrania han entregado ayuda humanitaria para unas 10.000 personas atrapadas en los enfrentamientos o que residen en lugares peligrosos, a proximidad de las zonas de conflicto, en las regiones de Lugansk, Donetsk y Mariupol.

"Una de nuestras principales prioridades es velar por que la población disponga de alimentos y de un refugio caliente", explicó Laurent Corbaz. "Esas son las necesidades imprescindibles que deben quedar cubiertas para preservar su dignidad en estos momentos extremadamente difíciles".

El CICR también entregó suministros médicos a nueve hospitales en la región de Donetsk para el tratamiento de cientos de pacientes.

Se calcula que hay unas 450.000 personas desplazadas en el interior de Ucrania y que aproximadamente la misma cantidad ha acudido a países vecinos en busca de seguridad. El CICR ofreció socorros y apoyo financiero a las Sociedades Nacionales de Ucrania, la Federación de Rusia y Belarús para que puedan atender las necesidades de las personas que huyeron del conflicto. Por ejemplo, en Crimea, unas 40.000 personas han recibido alimentos y artículos básicos de uso doméstico.

"Para el CICR también reviste particular importancia obtener acceso a todas las personas detenidas en relación con conflicto por el Gobierno o los movimientos separatistas", explicó Laurent Corbaz. La Institución visita a los detenidos en Zaporiyia, Odesa, Poltava, Járkov y Kiev a fin de verificar el trato que reciben y las condiciones en que se encuentran. De forma simultánea, el CICR sigue esforzándose por obtener acceso a los detenidos en Donetsk y Lugansk.

Para más información:
Ashot Astabatsyan, CICR, Kiev, tel.: +38 06 75 09 42 06
Anastasia Isyuk, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 30 23 ó +41 79 251 93 02
Victoria Zotikova, CICR, Moscú, tel.: +749 56 26 54 26 ó +790 35 45 35 34

Hechos y cifras

Refugios y condiciones de vida

  • El CICR entregó 54.000 metros cuadrados de vidrio a las municipalidades de Sloviansk y Mykolaivka, en la región de Donetsk, para acristalar cerca de 7.300 apartamentos de residentes locales, dañados por los bombardeos. Además, proporcionó material para la construcción de tejados a fin de emprender reparaciones imprescindibles de cara al invierno.
  • Facilitó tuberías y conectores de repuesto a la municipalidad de Kramatorsk, en la región de Donetsk, para que restableciera el abastecimiento de agua de sus residentes.
  • El CICR almacena in situ, a título preventivo, equipamiento para el suministro de agua -bombas, material de filtración y depósitos- a fin de estar preparado en caso de que surja una emergencia a ese respecto y poder suplir las necesidades de casi 10.000 personas en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Asistencia

  • El CICR entregó alimentos y otros socorros a unas 10.000 personas en las regiones de Donetsk y Lugansk, tanto residentes locales afectados por el conflicto como desplazados.
  • Facilitó artículos de aseo y otros socorros a cerca de 350 desplazados con discapacidad alojados en sanatorios en Odesa.
  • Prosigue la expedición de cupones, por medio de la Cruz Roja de Ucrania, para prestar asistencia a los desplazados en las regiones de Járkov y Mariupol. Hasta la fecha, ha distribuido más de 10.300 cupones con un valor unitario de 200 grivnas ucranianas (algo más de 15 dólares estadounidenses).

Atención de salud

  • El CICR donó apósitos para el tratamiento de heridas, instrumental quirúrgico, material para la transfusión de sangre, insulina y otros medicamentos y suministros médicos a nueve hospitales en la región de Donetsk -incluidos cuatro hospitales en la ciudad de Donetsk y cuatro en Mariupol- de manera que atendieran a los heridos en las hostilidades y a los desplazados internos.
  • Unos 50 médicos, que ejercen en la región de Donetsk y tratan a pacientes heridos a raíz de los enfrentamientos, participaron en un seminario de dos días de duración sobre cirugía de guerra que se celebró en Mariupol los días 4 y 5 de noviembre.
  • La Institución facilitó material forense a la Oficina Forense de la ciudad de Donetsk para garantizar un trato digno de los cadáveres. De forma simultánea, organizó dos cursos de formación de un día de duración para los voluntarios de la asociación Memoria Nacional y la Cruz Roja de Ucrania, en Kiev y Dniepropetrovsk respectivamente. Estos tenían por finalidad formar a los participantes en la identificación de restos mortales.

Visitas a los detenidos

  • El CICR visitó a personas detenidas en relación con el conflicto en centros de detención bajo el control de las autoridades ucranianas en Zaporiyia, Odesa, Poltava, Járkov y Kiev para comprobar las condiciones de detención y el trato que se les dispensa.
  • La Institución sigue obrando por acceder a los detenidos en Donetsk y Lugansk. Está preparada para actuar como intermediario neutral en caso de que se produzca una liberación simultánea de prisioneros.

Diálogo con las partes en el conflicto

  • El CICR se mantiene en contacto con todas las partes en el conflicto y dialoga sobre las condiciones en las que se libran los enfrentamientos. En particular, les insta a que se abstengan de atacar a los civiles o a los bienes civiles.
  • Los días 24 y 25 de noviembre, organizó en Odesa un seminario destinado a 17 agentes policiales responsables de la seguridad pública en esa región. Este tenía por propósito abordar la aplicabilidad de los principios humanitarios y los derechos humanos en las operaciones de mantenimiento del orden público.

Municiones sin explotar

  • El CICR entregó detectores de metales, delantales protectores, visores y otros equipos al Servicio de Emergencias Estatal para contribuir a la remoción de los restos explosivos de guerra dispersados en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Cooperación con la Cruz Roja de Ucrania

  • El CICR brindó, a la Cruz Roja de Ucrania, suministros y apoyo técnico para contribuir a la prestación de primeros auxilios y otros servicios humanitarios en situaciones en emergencia.
  • En Mariupol, se instaló un almacén en una carpa para agilizar el acopio y la distribución de ayuda humanitaria por la Cruz Roja de Ucrania.

Cooperación con la Cruz Roja de la Federación de Rusia

  • En la región de Rostov, donde se resguardan unos 50.000 desplazados procedentes del este de Ucrania, el CICR facilitó socorros por un valor de 60.000 dólares estadounidenses a la sección local de la Cruz Roja de la Federación de Rusia a fin de incrementar su capacidad para prestar asistencia a esas personas.
  • El CICR también ofrece asesoramiento metodológico a la sección de Rostov por medio de la organización de formaciones a la atención de su personal y voluntarios.
  • El CICR se prepara para proporcionar paquetes de alimentos y artículos de aseo a la Cruz Roja de la Federación de Rusia para que esta los distribuya en diciembre a los 10.000 desplazados ucranianos alojados en Krasnodarsky Krai y Adiguea.
  • El CICR coopera con la Cruz Roja de la Federación de Rusia para restablecer el contacto entre los familiares separados por el conflicto.
  • En el Cáucaso septentrional, en colaboración con la Cruz Roja de la Federación de Rusia, el CICR reparte alimentos, artículos de primera necesidad y ayuda financiera a desplazados ucranianos. Entre noviembre y diciembre, prestó asistencia a más de 270 personas en Chechenia y Daguestán.

Crimea

  • El CICR dona socorros a las secciones locales de la Cruz Roja para que estas los distribuyan a las personas que han huido de la violencia en el este de Ucrania. En noviembre, el CICR proporcionó paquetes de alimentos y artículos de aseo a 9.000 desplazados ucranianos. En total, cerca de 40.000 personas recibieron asistencia humanitaria en Crimea.
  • El CICR también contribuye a la expansión de las capacidades de las secciones locales de la Cruz Roja, por ejemplo, mediante la entrega de vehículos y la financiación de las distribuciones de socorros.

Apoyo a la Cruz Roja de Belarús

  • El CICR donó a la Cruz Roja de Belarús más de 490.000 dólares estadounidenses para que reparta prendas de abrigo y alimentos a 3.000 desplazados ucranianos que se encuentran en el país.
  • Además, obra por el fortalecimiento de la capacidad de intervención en situaciones de emergencia de la Cruz Roja de Belarús mediante el reabastecimiento de sus reservas de emergencia, el pago de alquileres y otros gastos o la formación de voluntarios.