Página archivada:puede contener información desactualizada

Angola

05-12-2000 Resumen de actividades N° 1999

   

 

 

Actividades de la Delegación del CICR

  En 1999, el CICR,  

   

· emprendió las diligencias para tener acceso a 7 ciudadanos angoleños capturados por las fuerzas armadas de Namibia durante los eventos ocurridos en agosto en la banda de Caprivi y entregados a las autoridades angoleñas;

· prosiguió las diligencias para obtener acceso a las personas detenidas con relación al conflicto entre el gobierno angoleño y el UNITA;

   

· recogió y distribuyó, en colaboración con la Sociedad nacional, más de 10.000 mensajes Cruz Roja, tanto entre ciudadanos angoleños, como entre los refugiados y sus familias en el exterior;

· cerró 37 solicitudes de búsqueda, 26 de ellas positivamente;

· reunió 14 personas con sus familias;

· procedió a realizar 5 reuniones de familia de niños que se encontraban separados de sus parientes;

· repatrió en noviembre, en el marco del conflicto en la República Democrática del Congo, a 6 ciudadanos angoleños desde Kisangani, aplicando el IV Convenio de Ginebra;

   

· distribuyó, tanto como fue posible con la Sociedad nacional, artículos de primera necesidad (jabón, mantas y bidones) a más de 28.000 familias desplazadas y residentes en las regiones de Huambo y de Kuito;

· suministró durante 6 meses en las aldeas y barrios periféricos de Huambo, asistencia agrícola y raciones alimentarias para la estación seca a 54.000 familias desplazadas o residentes; comenzó un programa similar a favor de 67.000 familias para la estación lluviosa;

· plantó, en colaboración con el ministerio angoleño de Agricultura y un instituto local especializado, 400.000 árboles en las regiones de Huambo y de Kuito, en el marco de un programa de reforestación cuyo objetivo es suministrar madera y frutas a las poblaciones residentes, así como detener la erosión del suelo;

· estableció en Huambo un programa de reproducción de semillas;

   

· entregó material médico para tratar 200 heridos de guerra al hospital de Malanje y brindó su apoyo puntual al servicio de cirugía del establecimiento;

· suministró material quirúrgico y médico, así como apoyo técnico para curar unos 3.400 pacientes del hospital de Huambo;

· entregó, desde el mes de julio, asistencia alimentaria mensual para 500 pacie ntes de est hospital

· condujo evaluaciones en el terreno de atención primaria de salud para las poblaciones desplazadas en Huambo y en Kuito;

· aprovisionó y supervisó, desde el mes de junio, a la periferia de Huambo y en coordinación con el ministerio angoleño de Salud, 4 estructuras de atención primaria de salud, así como a un puesto de salud en un campo de desplazados en Cuando;

· apoyó, en colaboración con la Sociedad nacional, un puesto de salud de un campo para personas desplazadas en Kuito;

· aprovisionó con medicamentos, a partir del mes de junio, 3 puestos de salud de la Cruz Roja angoleña situados en al provincia de Uige;

   

· produjo 2.016 prótesis y distribuyó componentes ortopédicos a otras organizaciones activas en ese terreno;

· equipó cada mes, a más de 70 nuevas personas amputadas; renovó y reparó las prótesis de personas amputadas y provistas de una prótesis desde hace mucho tiempo;

   

· coordinó los trabajos sanitarios y luego estableció, hacia fin de año, un programa sanitario para mejorar la calidad y la cantidad de agua potable en los campos de personas desplazadas en los alrededores de la ciudad de Kuito;

· entregó en estado de marca el sistema de aprovisionamiento de agua potable del hospital de Huambo;

 

   

· suministró, en las provincias donde no hay una presencia permanente, apoyo y material para las actividades destinadas a restablecer los lazos familiares llevadas a cabo por la Cruz Roja angoleña;

   

·presentó el derecho humanitario, el Movimiento y el CICR a los miembros de las fuerzas armadas y de la policía nacional angoleño (en total, más de 1.600 oficiales, suboficiales y policías)

· invitó un oficial del estado mayor a seguir en Ginebra una formación en derecho internacional humanitario, con el fin de favorecer la enseñanza de esta rama del derecho en el seno de las fuerzas armadas angoleñas;

· aseguró la promoción, en el marco del 50° aniversario de los Convenios de Ginebra, del proyecto “Las voces de la guerra”;

   

· informó a la población de la región de Huambo, y en particular a los escolares, los peligros inherentes a las minas antipersonal, mediante unas cien representaciones musicales y teatrales realizadas por un conjunto de cantantes y bailarines tradicionales para un público de más de 6.000 personas;

· organizó en junio en Luanda, en cooperación con UNICEF y el instituto angoleño para el desminado, una velada teatral que fue asociada a una exposición de fotografías sobre las minas antipersonal.