Página archivada:puede contener información desactualizada

La Unión Africana y el CICR trabajan para romper el círculo vicioso de conflictos y desplazamientos

27-05-2008 Comunicado de prensa 08/84

Addis Abeba (CICR) – Millones de personas en toda África están desplazadas en el territorio de sus propios países debido a conflictos armados o a otras situaciones de violencia.

En muchas zonas, la ausencia de estructuras estatales y una creciente anarquía expone a la población desplazada a abusos graves, ataques y hambre. A esto se añade la enfermedad, que puede verse agravada por la carencia de cobijo. Miles de familias están separadas, privadas de la persona que se ocupa de su sostenimiento o angustiadas por el hecho de tener a un pariente enfermo, herido o encarcelado.

Teniendo en cuenta esta realidad, la Unión Africana y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) han organizado conjuntamente un seminario sobre el “desplazamiento de grupos de población en los conflictos armados”, que se lleva a cabo en el día de la fecha en el Centro de Conferencias de la Unión Africana, en Addis Abeba (Etiopía). Este seminario es un hito importante en la preparación de la Cumbre Especial de la Unión Africana sobre refugiados, repatriados y desplazados, que tendrá lugar a finales de 2008. Los participantes en el seminario tratarán sobre el marco jurídico actual para la protección de las personas desplazadas, así como sobre la futura Convención de la Unión Africana para la Protección y la Asistencia a los Desplazados Internos en África. Otros temas fundamentales de las discusiones son la ayuda a los desplazados y las actividades humanitarias sobre el terreno.

“Lo que más necesitan los desplazados es que tanto los Estados como los grupos armados expliciten una voluntad política de aplicar y hacer respetar las normas y los principios del derecho internacional humanitario”, dijo la señora Christine Beerli, vicepresidenta del CICR, presente en el acto de Addis Abeba, “de lo contrario, perdurará el círculo de conflicto y desplazamiento, y seguirán pagando el precio civiles ino centes”.

El derecho internacional hace una distinción entre las personas que cruzan una frontera internacional (“refugiados”) y las que permanecen en el territorio de un mismo país (“desplazados internos”). En 2007, cerca de la mitad de los desplazados internos en el mundo eran africanos. Comprendían casi dos millones de personas desplazadas en la región sudanesa de Darfur o fuera de esta región, y cientos de miles en el territorio de Somalia. En el norte de Uganda, por ejemplo, muchas personas saben por experiencia lo que es un desplazamiento que dura años y hasta décadas enteras. En 2007, el CICR prestó ayuda a más de cuatro millones de desplazados internos en todo el mundo.

Dado que gran parte de las víctimas de los conflictos armados son personas desplazadas en el territorio de sus propios países, su situación incumbe de cerca al cometido humanitario del CICR. La Institución procura impedir los desplazamientos de población y atender a las necesidades de las familias que han tenido que desplazarse, así como de las comunidades que las acogen. Además, el CICR ayuda a reconstituir los medios de subsistencia de las personas desplazadas que regresan a sus lugares de origen.

  Para más información:  

  Nicole Engelbrecht, CICR, Nairobi, tel.: +254 20 272 39 63   ó +254 722 51 27 28  

  Anna Schaaf, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 22 71 ó +41 79 217 32 17  

 
African Union website