Página archivada:puede contener información desactualizada

Georgia/Federación de Rusia: tres meses después persisten las consecuencias del conflicto

10-11-2008 Resumen de actividades

Último informe acerca de las actividades del CICR sobre el terreno

Tres meses después de estallar el conflicto armado entre Rusia y Georgia, miles de personas siguen necesitando asistencia. " A pesar de que el conflicto desencadenado el 8 de agosto duró tan sólo unos pocos días”, dijo Jerôme Sorg, jefe adjunto de las operaciones para Rusia y el Cáucaso, " la población civil continuará sufriendo sus consecuencias en los meses venideros " . El CICR está centrando su acción en las personas más vulnerables, especialmente las personas de edad que viven en las zonas rurales aisladas de todo servicio y apoyo. " Se ha finalizado ya la fase de emergencia aguda " , indicó el señor Sorg, " pero estamos a las puertas del invierno y las necesidades de la población aumentarán y, por lo tanto, tendremos que ir ampliando también nuestra acción en los próximos meses. "

El CICR ha prestado ayuda a todas las personas afectadas por el conflicto y sus consecuencias. A comienzos del conflicto, obtuvo rápidamente acceso a los civiles residentes de los pueblos dentro o cerca de las zonas más gravemente asoladas, y brindó socorro a los desplazados por los enfrentamientos tanto en Georgia como en Rusia. Si bien la Institución ha mantenido una presencia en Tbilisi, Gori y Tsjinvali, ha cambiado su estrategia para centrarse cada vez más en las zonas rurales remotas.

     

  Reunir a las personas separadas por la guerra  

     

Aunque hasta ahora 270 personas se han vuelto a reunir con sus familiares gracias a la acción del CICR, unas 400 familias siguen sin noticias de sus seres queridos. En los próximos meses, la Institución intensificará sus esfuerzos en nombre de las más de 1.100 personas que le han solicitado ayuda para encontrar a parientes desaparecidos. Además, un experto forense del CICR se mantiene a disposición de las autoridades locales para la identificación de los restos mortales.

El CICR visita con regularidad los lugares de detención para supervisar las condiciones de vida y el trato que se dispensa a los detenidos, en particular a las personas detenidas en relación con el conflicto reciente.

  Asistencia de salud en las zonas remotas  

Persiste el problema del acceso a una asistencia de salud de calidad, particularmente para las personas de edad y los habitantes de las zonas rurales de Osetia del Sur. " Nuestro centro médico no tiene los suministros necesarios para atender a los pacientes, ni siquiera aquellos con afecciones simples, como heridas menores o dolores de cabeza " , destacó Boris   Gabaraev, jefe del gobierno local de Jetagurovo, localidad situada en el distrito de Tsjinvali.

A fines de agosto, el CICR puso en marcha dispensarios móviles en la zona de Gori de Georgia a fin de prestar atención médica a las personas sin acceso a ella. Un equipo conjunto del CICR/Cruz Roja Noruega, que colabora con las autoridades y los servicios médicos locales, ha ofrecido consultas gratuitas, principalmente a los ancianos que padecen de enfermedades crónicas. Los dispensarios han realizado hasta ahora más de 6.300 consultas.

  Asistencia alimentaria y de otra índole  

     

Puede resultar difícil conseguir víveres en las zonas rurales afectadas por los conflictos, sobre todo para las personas de edad. Debido a la cosecha tardía y a la falta de transporte, se ha registrado un alza de los precios en los mercados locales de los agricultores. Muchas personas ven con preocupación la llegada del invierno y son numerosos los pueblos que quedarán inaccesibles dentro de poco tiempo a causa de las duras condiciones climáticas. " Proseguiremos con la distribución de alimentos hasta que llegue el invierno " , indicó Aslan Tukhuzhev, delegado del CICR especializado en seguridad económica. " Esperamos que esto ayude a las personas a pasar los difíciles meses que vienen " .

La situación en las localidades más remotas sigue siendo particularmente preocupante. " Dada la falta de carreteras, la gente se encuentra aislada y les resulta difícil acceder a los servicios y a la ayuda humanitaria " , explicó el señor Tukhuzhev. " Necesitan muchas cosas pero sólo les podemos proporcionar una parte " .

El CICR continúa siendo una de las contadas organizaciones humanitarias que trabaja en las zonas rurales de Osetia del Sur, en las aldeas tanto de etnia georgiana como osetiana. " Los residentes aquí han sufrido mucho con el conflicto y necesitarán sin duda asistencia durante todo el invierno " , aseguró René Boeckli, jefe de la oficina del CICR en Tsjinvali. " Tan sólo en Osetia del Sur suministraremos harina de trigo, azúcar, sal, aceite y artículos de aseo para unas 14.000 personas antes de fines de noviembre. "

Durante el invierno, el CICR tiene planeado proseguir con el suministro de víveres y artículos de aseo para unas 13.000 personas que regresaron recientemente a su hogar en la denominada zona de seguridad en torno a Osetia del Sur, particularmente afectada por los enfrentamien tos. Desde agosto, la Institución ha distribuido más de 60.000 raciones alimentarias y más de 75.000 artículos domésticos de primera necesidad en las zonas asoladas por la guerra en el oeste y centro de Georgia. Se beneficiaron de esta ayuda los desplazados que viven en los centros colectivos, las familias o las personas aisladas por los enfrentamientos y las personas que regresan a su hogar.

El CICR ha iniciado también campañas de información para sensibilizar a la población, a los niños en particular, acerca del peligro que entrañan las minas terrestres y las municiones sin estallar dejadas tras las hostilidades.

     

  Reconstrucción de las viviendas  

     

Con la llegada del invierno, el CICR ha proseguido las importantes reparaciones de diversos centros colectivos de Tbilisi, Gori y oeste de Georgia, donde se albergan unas 5.000 personas que huyeron de su hogar a raíz del conflicto. Unas 2.000 familias, cuyas viviendas resultaron dañadas, recibirán también láminas de plástico para cubrir las ventanas de su casa.

En Tsjinvali, muchas personas cuyos hogares quedaron dañados o destruidos por los enfrentamientos, tratan por todos los medios de encontrar soluciones prácticas a los problemas que enfrentan con la llegada del invierno. El CICR ha distribuido hasta la fecha más de 1.300 lonas impermeables en la ciudad o en los pueblos aledaños, así como vidrio y materiales de construcción. Si bien esta ayuda permitirá a los residentes prepararse mejor para el crudo invierno, habrá que encontrar soluciones a largo plazo para resolver el problema relacionado con la vivienda.

  Colaboración con el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja  

     

Desde el comienzo de la crisis, el CICR ha colaborado estrechamente con sus asociados del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. La Cruz Roja de Georgia y la Cruz Roja de Rusia desempeñaron un papel preponderante en las operaciones llevadas a cabo por el CICR. Otras Sociedades Nacionales cooperaron también con el CICR para garantizar una acción eficaz e integral.

Desde el 8 de agosto:

  • La Media Luna Roja Turca ha suministrado paquetes con víveres, colchonetas y utensilios de cocina;

  • la Cruz Roja de Letonia ha prestado apoyo financiero a la Cruz Roja de Georgia para sus operaciones de socorro;

  • la Media Luna Roja de Kuwait ha proporcionado alimentos para bebés, camas, mantas y sábanas;

  • la Cruz Roja Francesa ha suministrado bidones y lonas impermeables;

  • la Cruz Roja suiza ha proporcionado más de 8.500 colchonetas;

  • la Cruz Roja Noruega ha puesto a disposición un hospital móvil y personal especializado;

  • la Cruz Roja Italiana ha servido más de 270.000 comidas a las personas desplazadas en la zona de Gori y los centros colectivos de Tbilisi.

  Para más información:  

  Maia Kardava, Tbilisi, CICR, tel.: +995 91 60 06 89  

  Marina Tedeti. Tsjinvali, CICR, tel.: +79 28 230 05 83  

  Carla Haddad Mardini, Ginebra, CICR, tel.: +41 79 217 32 26