Camerún: alimentos para personas desplazadas y familias de acogida

17 agosto 2015
Camerún: alimentos para personas desplazadas y familias de acogida
Koza, norte de Camerún. Una mujer que acaba de recibir alimentos lee un folleto del CICR en el idioma local. CC BY-NC-ND/CICR/T. Gnonsian

La violencia que afecta la región africana de Lago Chad ha obligado a miles de personas a huir de sus hogares. El CICR y la Cruz Roja de Camerún distribuyeron recientemente alimentos y artículos para el hogar entre personas desplazadas y familias de acogida.

"Nos preocupa que la situación afecte a las personas de la región, incluidas las familias de acogida que han recibido a personas desplazadas. Esta situación podría ponerse todavía peor con un empeoramiento de las condiciones de seguridad en la frontera con Nigeria y Chad. La asistencia humanitaria es vital", señaló Simon Brooks, jefe de la delegación del CICR en Camerún.


Norte de Camerún. Personas en fila para presentar las tarjetas de inscripción que demuestran que están habilitadas para recibir alimentos del CICR. CC BY-NC-ND/CICR/T. Gnonsian

A finales de junio, el CICR y la Cruz Roja de Camerún distribuyeron alimentos entre 10.400 familias en 99 lugares de Mayo Sava y Mayo Tsanaga; 3.000 de esas familias recibieron también artículos de primera necesidad.


Mogodé, norte de Camerún. Personal del CICR y de la Cruz Roja de Camerún descarga alimentos para su distribución. CC BY-NC-ND/CICR/T. Gnonsian

Las distribuciones de ayuda comenzaron a principios de junio, con el reparto de 100 toneladas de semillas entre 5.000 familias de acogida. Se entregaron también aproximadamente 250 toneladas de fertilizante, para asegurar la producción de alimentos básicos y garantizar a las familias las reservas que necesitan hasta la próxima temporada agrícola.


Mogodé, norte de Camerún. Una mujer sonríe al abandonar un punto de distribución con alimentos que ha recibido del CICR y de la Cruz Roja de Camerún. CC BY-NC-ND/CICR/T. Gnonsian

"Estas personas han llegado a nuestra zona totalmente traumatizadas por lo que han vivido. Algunos han estado viviendo en el país vecino, Nigeria, durante varios años y han sido recibidos por sus familiares", explica un anciano de Mogodé, una aldea cerca de Mokolo, en la frontera con Nigeria. "Pero muchas personas, entre ellas mujeres y niños, vinieron aquí porque no sabían adónde ir."


Mogodé, norte de Camerún. Una mujer se lleva un lote de alimentos que acaba de recibir, mientras una voluntaria de la Cruz Roja de Camerún se prepara para ayudar a la persona siguiente durante una sesión de distribución de alimentos. CC BY-NC-ND/CICR/T. Gnonsian

La población de las comunidades en las que se han establecido desplazados internos también padece las consecuencias del conflicto. Para empeorar las cosas, el escaso rendimiento de la cosecha de 2014 ha dejado a la población local con escasez de alimentos.

"A la población no le queda mucho en sus almacenes. Pero es difícil negar la hospitalidad a personas que no tienen nada, en su mayoría mujeres y niños", señaló Mora, líder de grupo del departamento de Mayo Sava.