Página archivada:puede contener información desactualizada

Eritrea: el CICR repara un centro de salud y un sistema de suministro de agua dañados por la guerra

15-12-2003 Comunicado de prensa 03/158

Las cicatrices del conflicto fronterizo con Etiopía, que tuvo lugar de 1998 a 2000, son todavía muy visibles en muchos poblados y ciudades del lado eritreo de la frontera. Como parte de su empeño por ayudar a la población que sigue sufriendo las consecuencias de la deficiencia de una infraestructura dañada en parte por la guerra, el CICR reparó el centro sanitario de Shambuko (a 30 km al sudeste de Barentu), que había quedado en muy mal estado. En Adi Quala, a 90 km al sur de Asmara, el CICR realizó importantes mejoras en el sistema de suministro de agua. Recientemente la Institución ha traspasado la gestión de ambos proyectos a las autoridades eritreas.

Los habitantes de Shambuko fueron desplazados en dos ocasiones durante la guerra. Cuando enmudecieron las armas en el segundo semestre de 2000, quienes regresaron a su hogar se encontraron con muchos edificios en ruinas. Desde hace algunos años, faltaba en Shambuko y los poblados circundantes un edificio esencial: un centro de salud. Cabe señalar que hasta 20.000 pacientes por año recibían tratamiento en una estructura provisional que carecía del espacio y del equipamiento necesarios.

Uno de los objetivos del CICR en Eritrea es garantizar que la población de la región fronteriza tenga acceso a la atención primaria de salud. Una etapa decisiva en la consecución de ese objetivo ha sido la reparación de seis instalaciones sanitarias que habían resultado dañadas por el conflicto armado. El último proyecto –y con mucho el de mayor envergadura– es el centro de salud de Shambuko. Se refaccionaron el edificio principal, seriamente deteriorado, así como la sala de cuarentena, la cocina y el lavadero. Asimismo el centro fue equipado con un incinerador para lo s desechos médicos y un depósito de agua. Además, el centro ha sido conectado al sistema de suministro de agua. El Ministerio de Salud de Eritrea, por su parte, ha proporcionado equipo médico y medicamentos y ha puesto a disposición personal médico y paramédico.

En la ciudad fronteriza de Adi Quala, los bombardeos habían destruido parcialmente las estaciones de bombeo de agua y dañado las canalizaciones, y lo que quedaba del sistema de suministro de agua no podía subvenir a las necesidades de una ciudad de 15.000 habitantes. La primera etapa fue, pues, reconstruir el edificio que albergaba el equipamiento de bombeo. Una vez terminado el edificio, el CICR instaló dos bombas de alta presión, una bomba dosificadora de cloro y una bomba de evacuación, las cuales permitirán aumentar considerablemente la cantidad de agua disponible en Adi Quala. En el otro extremo de la red, el CICR renovó el punto de distribución de agua público existente cerca del mercado y construyó tres nuevos puntos de distribución de agua en las zonas residenciales cercanas al centro de la ciudad. El CICR donó también un surtido de herramientas al comité local del servicio de agua para que puedan efectuarse las reparaciones en la red. Por último, después de formar a técnicos locales en el mantenimiento de las nuevas bombas y la utilización de las herramientas, el CICR traspasó la gestión del proyecto completado a las autoridades municipales.

  Para más información: Marçal Izard, CICR, Asmara, tel. ++29 11 181 164 ó 181 130