Comité Internacional de la Cruz Roja

El CICR, fundado en 1863, trabaja en todo el mundo para prestar ayuda humanitaria a las personas afectadas por los conflictos y la violencia armada , y para promover las leyes por las que se protege a las víctimas de la guerra. Es una Institución independiente y neutral, su cometido dimana esencialmente de los Convenios de Ginebra de 1949. Sito en Ginebra, Suiza, emplea a unas 13.000 personas en 80 países; su financiación estriba principalmente en los donativos voluntarios procedentes de los Gobiernos y de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

La acción del CICR se funda en los Convenios de Ginebra de 1949 y sus Protocolos adicionales, así como en los Estatutos de la Institución –y los del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja– y las resoluciones de la Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.El CICR es una organización independiente y neutral que se esfuerza por prestar protección y asistencia humanitarias a las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia. Toma medidas para responder a las emergencias y promueve, al mismo tiempo, el respeto del derecho internacional humanitario y su aplicación en la legislación nacional.

proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia.

Declaración de misión del CICR

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente, tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia.

El CICR se esfuerza asimismo en prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho y de los principios humanitarios universales.

Panorama completo

El CICR está dirigido por la Asamblea, el Consejo de la Asamblea (órgano subsidiario de la Asamblea en que ésta delega algunas de sus competencias) y la Dirección (órgano ejecutivo). Tanto la Asamblea, integrada por 15 a 25 miembros de nacionalidad suiza, reclutados por cooptación, como el Consejo de la Asamblea están presididos por el señor Peter Maurer, presidente del CICR desde el 1º de julio de 2012. Lo asisten dos vicepresidentes, el señor Olivier Vodoz y la señora Christine Beerli.

El CICR se financia mediante las contribuciones voluntarias de los Estados Partes en los Convenios de Ginebra, de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, de organizaciones supranacionales (como la Unión Europea), y de fuentes públicas y privadas.

Cada año el CICR hace llamamientos para sufragar los gastos previstos sobre el terreno y en la sede. Si las necesidades sobre el terreno se incrementan, emite llamamientos adicionales. El CICR da cuenta de su labor y de los gastos que realiza en su informe de actividad.

1,290 millones
francos suizos para financiar las operaciones en 2014
82.82%
de nuestro financiamiento proviene de gobiernos
543 millones
francos suizos para financiar las operaciones en 2013

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la red humanitaria más grande del mundo, cuya misión es prevenir y aliviar, en todas las circunstancias, el sufrimiento humano; proteger la vida y la salud, y hacer respetar a la persona humana, en particular en tiempo de conflicto armado y en otras situaciones de urgencia. Está presente en todos los países y lo apoyan millones de voluntarios.

Panorama completo

Desde su fundación en 1863, el objetivo único del CICR ha sido prestar protección y asistencia a las víctimas de los conflictos y enfrentamientos armados. Lo hace mediante la realización directa de actividades en todo el mundo, así como mediante el fomento del desarrollo del derecho internacional humanitario (DIH) y la promoción del respeto de esta rama del derecho por parte de los Gobiernos y de los portadores de armas. Su historia trata del desarrollo de la acción humanitaria, de los Convenios de Ginebra y del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Panorama completo

El CICR administra varios Fondos instituidos el siglo pasado mediante donativos especiales hechos por individuos u organizaciones.

Los Fondos y Medallas tienen por finalidad ayudar a promover y desarrollar las actividades de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja y el derecho internacional humanitario; reconocer los méritos de individuos que han contribuido de modo especial a esa labor, o dar apoyo a personal que tiene dificultades debido al trabajo desempeñado en situaciones de crisis.

Panorama completo

Medalla Florence Nightingale
para auxiliares voluntarios (hombres y mujeres) que sean miembros activos o colaboradores regulares de una Sociedad Nacional de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, o de una institución de asistencia médica o de enfermería afiliada a la Sociedad Nacional de que se trate.
Fondo Francés Maurice de Madre
Para cualquier colaborador/a del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que haya sufrido un accidente durante su misión al servicio del Movimiento; que sufra de una enfermedad relacionada con su misión al servicio del Movimiento; y familias de colaboradores/as que hayan perdido la vida al servicio del Movimiento.
Fondo de la Emperatriz Shoken
El Fondo de la Emperatriz Shôken fue establecido en 1912 por Su Majestad la Emperatriz de Japón para apoyar actividades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en todo el mundo. Desde entonces, ha ido ampliándose gracias a las contribuciones del gobierno japonés, la Cruz Roja Japonesa y la Casa Imperial y el santuario Meiji Jingu.
Fondo Paul Reuter
El Fondo Paul Reuter fue instituido en 1983 gracias a un donativo hecho al Comité Internacional de la Cruz Roja por el fallecido Paul Reuter, profesor honorario de la Universidad de París y miembro del Instituto de Derecho Internacional. El Fondo tiene dos finalidades: sus ingresos sirven para fomentar una obra o una empresa en el ámbito del derecho internacional humanitario y su difusión y para financiar el Premio Paul Reuter.